Llevan a escena clásico de Shakespeare en lengua de señas mexicana

Esta obra busca que los asistentes se involucren totalmente con la lengua de señas mexicana de tal manera que llegarán a comprender las señas, aún sin la traducción.

La voz y la lengua de señas mexicana convergerán en el escenario del Teatro El Granero, Xavier Rojas para dar vida a la legendaria rivalidad entre dos familias de uno de los clásicos de la literatura universal. Silencio, Romeo, coproducción de la compañía Seña y Verbo: Teatro de Sordos y el British Council México, ofrecerá funciones los sábados y domingos a las 12:30 h en el espacio del Centro Cultural del Bosque.

El montaje que se presentará a partir del 30 de junio y hasta el 26 de agosto es una invitación a que el público conozca esta forma de comunicación, y a que la comunidad sorda y oyente convivan. “Dentro del repertorio de la compañía decidimos agregar esta obra de Shakespeare porque es un importante referente en el teatro”, mencionó Eduardo Domínguez, actor que interpreta a Romeo Montesco, .

Ampliamente conocida en el mundo de los oyentes, la obra ahora también estará disponible para el disfrute del público sordo y contribuirá a que las personas que no conocen este idioma se acerquen a él, agregó.


______

Domínguez comentó que la escenificación busca mostrar las capacidades de los actores sordos, cuyos personajes contarán con voz otorgada por intérpretes oyentes. Por otro lado, “los actores oyentes tienen que hacer señas y hablar al mismo tiempo, es una dificultad que genera interés en el espectador”. La puesta en escena, dijo, llama la atención de las personas porque es poco usual ver cómo interactúan ambos lenguajes en el escenario.

La actriz Estela del Rosario, quien interpretará a Julieta Capuleto, señaló que el montaje es para todo tipo de público y representa un acercamiento a este clásico, especialmente para el público joven. “La obra les puede cambiar el panorama. Es dinámica y los acerca al dramaturgo inglés”, expresó.

Shakespeare es verso, dijo la actriz, por otro lado, la lengua de señas es muy concreta, por lo que la “embellecieron” haciéndola muy vistosa y bonita, aunque siempre fiel a su significado. Con ello, afirmó, los asistentes se involucrarán totalmente con el lenguaje y llegarán a comprender las señas, aún sin la traducción.

Estela del Rosario compartió que la lengua de señas es un lenguaje riquísimo, totalmente distinto al español, por lo que la primera dificultad a la que se enfrentó al interpretar a Julieta, fue comprender lo que iba a representar. “Empecé por aprender un tipo de mímica. Me aprendí la obra en un mes y conforme estuve ensayando con Eduardo y Roberto de Loera fui entendiendo lo que decían. Es un gran ejercicio además de que nos ayuda a convivir con otra comunidad”, comentó la actriz.

La acción de Silencio, Romeo se desarrolla en un camerino en una época atemporal. La escenificación dirigida y adaptada por Carlos Corona es protagonizada, de lado de los Montesco, por Eduardo Domínguez y Roberto de Loera. Los Capuleto serán Daniel Ortiz y alternando en el papel de Julieta, Estela del Rosario y Valeria Fabbri. Luz Olvera y Sebastián Lavaniegos traducirán los diálogos de los actores sordos y realizarán la musicalización.

Previo

Y por otro lado: El PES y Nueva Alianza están cerca de irse

Siguiente

Una mirada íntima de Diego Rivera a través de su indumentaria