Entre puestos de verduras, pollo y mariscos la ópera vive en el corazón mexicano

'Ópera en mercados' es un programa que busca llevar la música clásica a un público que comúnmente no está acostumbrada a ella

La ópera y la tradición popular que guarda el Mercado Río Blanco se entrelazaron para fomentar entre comerciantes, amas de casa, niños y visitantes que comúnmente asisten a este espacio, el gusto por el bel canto a través de cuatro cantantes que mostraron su arte en pasillos, locales y comercios del inmueble durante el ciclo Ópera en mercados, el cual pertenece al Programa de Acción Cultural Comunitaria del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en la Ciudad de México.

Dentro de este ciclo se interpretaron fragmentos de obras por demás conocidas por el público, como Carmen (Georges Bizet), La traviata (Giuseppe Verdi), El elixir de amor (Gaetano Donizetti) y El barbero de Sevilla (Gioachino Rossini), entre otras. Las interpretaciones estuvieron a cargo de la mezzosoprano Belem Rodríguez, la soprano Enivia Mendoza, el tenor Dante Alcalá y el tenor y locatario del Mercado Río Blanco, Francisco Pedraza, quien asombró al público con la sensibilidad, la magia y la belleza que encierra el canto operístico.

 “Opera en mercados es un programa que trata de llevar la música clásica a todos los mercados. Soy tenor lírico con un repertorio enfocado más a lo dramático; soy locatario de este mercado y también cantante profesional, y el reto mayor de cantar aquí es que la gente lo acepte, se integre y le guste la ópera”, comentó emocionado Francisco Pedraza.

Explicó que se trata de un experimento para acercar a la gente a otro tipo de música, a la que comúnmente no está acostumbrada. “Hacer esto en un mercado púbico es muy complicado, pero yo he podido compaginar el canto con el negocio”, aseguró.

Después de cantar entre puestos de verduras, pollo y mariscos, así como en pasillos y locales, Belém Rodríguez, emocionada por presentarse en un espacio que no le es común, dijo que participar en este tipo de eventos fue una experiencia maravillosa.

“Es un placer llevar el arte a lugares y gente que muchas veces no se acerca por temor y es maravilloso ver como sus almas y corazones se conmueven y llenan de emoción”, afirmó la mezzosoprano.

La gente asidua al Mercado Río Blanco, en la colonia del mismo nombre, agradeció con prolongados aplausos la participación de los cantantes en este espacio público.

La señora Nieves Gallegos dijo que la música que escuchó era fantástica. “Nunca había visto algo así y creo que fue algo muy importante, una nueva forma de mostrar la ópera”. Mientras el señor Fernando Sanabria comentó que fue una experiencia bonita y una buena idea para que la gente conozca un poco más de música. “Es una manera de iniciarnos en la ópera y esperamos que sigan este tipo de programas. Por lo pronto iré a ver más ópera”, expresó otro de los visitantes del mercado.

Previo

Así es la filosofía de Merlí, la serie española que cautivó a las audiencias

Siguiente

Identifican los componentes genéticos del éxito académico

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *