El horror del EEUU de Trump: Niños migrantes se enfrentan solos a juicios por deportación

Este es uno de esos vídeos que provocan, al menos, incomodidad:

Es una dramatización, basada en transcripciones reales de cortes y juicios por inmigración, pero no deja de ser certera e ir al punto. Usa técnicas para apelar a nuestras emociones, como ver al juez y el estrado de manera imponente mientras al menor se le encuadra de manera minúscula.

Es una imagen poderosa, un pequeño niño latino escuchando conceptos legales que hasta para un adulto pueden ser complicados. Los pies colgando de su asiento. Tan pequeño. Ese es el poder de las imágenes que tratan de revertir una injusticia histórica del gobierno de Trump en los Estados Unidos y esa lucha tan enferma para cumplir uno de los compromisos de campaña que lo hizo ganar en el colegio electoral: América para los americanos. O lo que es lo mismo: deportar a la mayor cantidad de ilegales posibles.

Apenas hace unas semanas, ProPublica y otros medios divulgaron el caso de las familias separadas en espera de ser deportadas, incluyendo niños encerrados en jaulas. Otra imagen poderosa.

La presión hizo que Trump rectificara en el tema de los menores pero México también tiene que ser autocrítico

Eso no quita que México también tiene una deuda pendiente pero con los migrantes centroamericanos, y más allá de datos estadísticos en los que nuestro país demuestra ser un infame buen filtro previo a Estados Unidos, también está el hecho de que en tierras mexicanas también se violan los derechos humanos al separar migrantes menores de edad de sus familiares.

Se critica a Estados Unidos pero México también separa menores de sus familiares

**

Sobre el vídeo de NowThisNews que dramatiza a los menores de edad defendiéndose a su mismos, citamos la nota en español de Sopitas:

El pasado mes de enero, la Corte de Apelaciones del 9º Circuito en Estados Unidos, reafirmó que los inmigrantes menores de edad no tienen derecho a la asistencia de un abogado pagado por el gobierno cuando están en proceso de deportación. 

Es decir, existe un sistema que concede a los niños una audiencia justa, pero “obligar” al gobierno a que les otorgue abogados gratuitos implicaría un gasto que “llevaría al límite a un sistema de inmigración ya sobrecargado”. Al menos ese es su argumento.

Entonces, a pesar de que no tienen derecho a un abogado gratuito frente a los tribunales de inmigración, sí la pueden encontrar a través de organiza


Vídeo Recomendado

Previo

Explicador: Ya se ordenó la liberación de Lula da Silva pero las cosas no son tan sencillas

Siguiente

La dolorosa derrota del PRI en estas elecciones y lo emblemático de perder Atlacomulco

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *