Kumamoto, un disruptivo al Senado

Este perfil forma parte de la serie: un Senado Disruptivo.


Pedro Kumamoto es de la generación del #YoSoy132, esa generación que está gobernando las ideas novedosas en este país, que está en posiciones importantes en campañas políticas, en medios de comunicación y que está generando ideas, cabe hacer la mención, esa generación no es homogénea, esa generación está en diferentes trincheras, como dice Pedro; imaginando y luchando por un mejor país.

Kumamoto se convirtió en un político con cobertura mediática nacional, por su campaña austera en 2015, con notas y entrevistas en El País, New York Times, Carmen Aristegui, Feriz de Con y Adela Micha, en 2015 fue una de las 4 victorias independientes más significativas, junto con la de Clouthier, El Bronco y la alcaldía de Morelia.

Pedro inició su acercamiento en la política en manifestaciones, en organizaciones de la sociedad civil y en el activismo estudiantil en la Universidad Jesuita de Guadalajara, el ITESO. Estudió Gestión Cultural, y es esa corriente de pensamiento la que lo impulsa, porque para Pedro “la cultura no es exclusivamente las Bellas Artes o el patrimonio sino aquellos significados compartidos, entrelazados por una comunidad. Por eso hacer política está entrelazado con la idea de que tenemos que cambiar los símbolos e ideas de la política”.

Para Kumamoto y Wikipolítica (la organización política que lo postula) los símbolos son fundamentales. En 2015, el sistema fue un muro que lograron derribar al ganar la diputación local. Ya en 2018, el arbolito que ha caracterizado a Kumamoto, es el símbolo de todas las candidaturas a diputaciones federales y locales: “Seremos un bosque”, versa su campaña.

Aunque a decir verdad, en sus palabras, nunca se imaginaron que en 2018 iban a tener las posibilidades de postular un número considerable de candidaturas a diputaciones locales y federales; así como  la suya y la de Juanita Delgado al Senado, porque en 2015 ni siquiera se imaginó recolectar las firmas para ser candidato a una diputación local.

“Estamos aquí no por los puestos y las chambas sino hubiéramos aceptado las propuestas que nos hacían los partidos”

La candidatura al Senado de Pedro Kumamoto es una candidatura disruptiva, porque representa lo que las Candidaturas Independientes deberían representar en la vida política del país: un aire fresco,.

En voz de Pedro, estos son los elementos por los cuales su candidatura es disruptiva:

1. Somos la única candidatura que pidió permiso para estar en la boleta, a nosotros nos pusieron 130 mil firmas, lo que significan tres veces el estadio de las Chivas.

2. Solamente hemos gastado 35 mil pesos en redes sociales y hemos impactado a 16 millones de personas, hemos sido eficientes y austeros.

3. Somos una candidatura que recibe poco dinero público, hemos estado en todas las regiones del estado, demostrando que sí se puede hacer campaña con austeridad


El camino rumbo al Senado

La elección de 2015 fue paradigmática para Wikipolítica y para Pedro, ya que ganaron la primera diputación local independiente en Jalisco y así entraron en la arena política. Tras tres años de convivir con diputados y funcionarios de otros partidos políticos, Kumamoto afirma que hay dos tipos de personas en el ambiente político: aquellas que con honestidad y profesionalismo hacen su trabajo, desde cualquier partido político y aquellas que buscan solo los intereses de su grupo político.

“Uno de los principales riesgos de la política es que algunos actores la mimetizan con la corrupción”
Para Pedro, uno de los principales riesgos de la política es que algunos actores la mimetizan con la corrupción, como si ambas cosas fueran lo mismo, cuando evidentemente no es así. Esa es la cultura política, que junto con muchos hombres y mujeres, Pedro busca transformar.  Sobre Movimiento Ciudadano, quien postula a sus principales adversarios en la campaña, según las encuestas, Pedro lo define como; “yo no veo a Movimiento Ciudadano como un cuerpo homogéneo, ahí hay muchas personas con intereses distintos, honestas, valientes e inteligentes y personas que provienen de otros partidos políticos que repiten las mismas prácticas.” Por eso afirma que “yo no estoy en MC porque yo no acepto los tratos en lo oscurito”.

Hace unos meses, cuando la decisión de postularse al Senado no estaba tomada, encuestas publicadas por diarios locales lo ubicaban como el principal aspirante a ocupar la alcaldía de Zapopan, aunque perdiera tenía asegurada la posición de regidor. Pedro y Wikipolítica decidieron que su movimiento tenía que responderles a simpatizantes de otros municipios fuera de la Zona Metropolitana, que tenía que ser una posición con lógica estatal, para representar a las personas que lo alentaban en Ciudad Guzmán o en Huejuquilla y el Senado era el mejor lugar para hacerlo, porque además “el país necesita transformaciones de fondo que no pueden realizarse desde una alcaldía.”

Pedro y su campaña se entrelaza con frases poéticas, como en esta entrevista, donde afirmó que sus principales objetivos son: tratar de resinificar lo público y lo común y cambiar la idea de representación.

La campaña política de Pedro ha visitado todas las regiones de Jalisco, alrededor de ella existen muchos elementos disruptivos, es la primera campaña al Senado, de manera independiente en Jalisco, lo hace con austeridad, con cariño y de la mano de las redes sociales, porque “en las redes se ve reflejado lo que se trabaja en la calle, existe una correlación entre la comunidad analógica y digital y eso nos permite llegar a miles de personas que no pudiéramos acceder a ellas”.

Su campaña representa lo que para Wikipolítica deberían ser las campañas en el país, sin contaminación visual con los espectaculares, sin derroche de recursos, con idea, propuestas, mensajes y un apoyo fundamental de las redes sociales.

Si las tendencias terminan, como lo dicen diversas encuestas, Pedro Kumamoto sería senador por el principio de primera minoría, eso significará que será senador por 6 años, uno de los más jóvenes en la historia del país y él solo se imagina en 2024, al final de su periodo “un país mucho más justo, donde la desigualdad esté en condiciones menores, que se haya revertido la crisis medioambiental, donde las mujeres, jóvenes y niños podamos salir sin tener miedo, que la salud sea universal, que los adultos se retiren con dignidad y tranquilidad, que nuestros padres encuentren trabajo digno a sus 45-50 años y donde la corrupción e impunidad no se tolere.”

Pedro Kumamoto sería senador por el principio de primera minoría
En el Senado busca revertir todas las prácticas políticas que se relacionen con corrupción, opacidad y desvío de recursos, se ha comprometido con hacer pública su agenda para evitar conflictos de interés, con renunciar a la mitad de su sueldo para dedicarlos a proyectos de la sociedad civil y a renunciar a todos los bonos opacos e ilegales.

Pedro inició en la política porque entendió que si él no hacía política, alguien más la hace y la haría en su nombre, hoy con la misma idea, afirma que lo más disruptivo en estos tiempos es que los ciudadanos sientan afecto hacia un político, sobre todo en tiempos de guerra sucia y él, en sus mítines, en sus eventos, en su campaña ha sentido ese afecto, desde la presencia de bebés de dos meses hasta los abrazos de los adultos de 95 años.

Las 7 luchas principales que busca dar Pedro Kumamoto en el Senado son:

  1. Salud universal en nuestro país
  2. Agua para todos y para todas
  3. Nueva ley de biodiversidad, fiscalía especializada en delitos medioambientales.
  4. Acabar con los privilegios de la clase política
  5. #SinVotoNoHayDinero a nivel nacional
  6. Eliminar plurinominales del Senado
  7. Combate a la corrupción: que delitos no prescriban, fortalecer el Sistema Nacional Anticorrupción sin cuotas.
  8. Razonamiento de votos, agenda pública, renuncia a bonos, renuncia a la mitad del sueldo.

LAS FRASES DE KUMAMOTO

“Si no hacías la política tú, alguien más la hacía por ti en tu nombre”

“Cuando las calles no tienen repercusión en las instituciones”

“La política institucional es un espacio importante que debemos ocupar”

“Es una campaña cercana, austera, hecha literalmente con nuestras manos, con nuestros corazones, a construir propuestas, a no prometer lo que no puede lograr, a no ensuciar las ciudades”

“El afecto hacia un político sí es algo disruptivo en estos tiempos de guerra sucia”

 

Previo

Vero Delgadillo: el alfarismo que llega al Senado

Siguiente

Patricia Mercado: la lucha por las libertades y derechos llega al Senado

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *