Despide #AuditorCarnal a funcionaria que documentó la corrupción de #LaEstafaMaestra

En marzo de este año se definió que David Rogelio Colmenares Páramo sería el nuevo titular de la Auditoría Superior de la Federación. Con lazos priístas y colaborador de José Antonio Meade en la Secretaría de Hacienda, donde era Jefe de Coordinación de Entidades Federativas, se le denominó el redes sociales como el #AuditorCarnal.  Un caso más de quién vigila a los vigilantes.

Su gestión, la cual acabará hasta 2026 hoy dio la nota y no por su combate tremendo contra la corrupción sino porque despidió a una colega sin mayores razones. Eso ya es lo suficientemente interesante, un despido injustificado a un servidor público, pero la cereza en el pastel es el quién: Dora Buchahin, la ex directora general de la Auditoría Forense de la ASF, que Proceso define como la persona que “sacó a la luz el esquema de La Estafa Maestra”.

Esto dice Arturo Ángel, uno de los investigadores de Animal Político detrás del reportaje agrupado como La Estafa Maestra, el cual fue posible gracias a documentos públicos de la ASF:

Buchanin envío la siguiente carta a la institución acerca de su de

En la carta, Buchahin indica que hay en curso ocho auditorías forenses y cinco propuestas para el programa PAAF, dos de ellas vinculadas con SEDATU y casos satélite a La Estafa Maestra, que salpica a funcionarios de Sedesol, universidades y la mencionada dependencia. Es más, incluso la ex funcionaria señala que en cumplimiento en su deber, trabajará en el tema hasta el próximo 21 de junio.

Otro detalle valioso de la carta es que su despido le fue indicado por “una instrucción superior”, además de expresar que su trabajo no fue valorado ni reconocido en su magnitud.

Citamos de Proceso más aspectos de la carta y el despido de la experta:

Buchahin Abulhosn informó que la Unidad de Asuntos Jurídicos de la ASF se negó a autorizar auditorías con base en denuncias “documentadas” que advierten de nuevos desvíos por 275.2 millones de pesos, operados por el equipo de Rosario Robles Berlanga.

Esta aparente maniobra para frenar las investigaciones, que salpican a prácticamente todo el gabinete de Peña Nieto, parece confirmar los temores expresados por organizaciones de la sociedad civil, según los cuales la ASF fue “capturada” por el gobierno federal.

Los nombres ligados a los desvíos investigados por Buchahin y su equipo también dan pistas de las razones:

Rosario Robles Berlanga no fue la única integrante del primer círculo del gabinete de Peña Nieto señalada en prácticas de desvío: también lo fueron Gerardo Ruiz Esparza, Emilio Lozoya Austin –vinculado con el escándalo de sobornos de Odebrecht–, Alfredo Del Mazo Maza –ahora gobernador del Estado de México– y Enrique Martínez y Martínez.

En su carta la doctora Muna Dora Buchahin Abulhosn le recordó a Colmenares Páramo, titular de la ASF, que él mismo le había expresado su reconocimiento por su conducta e insistió en que sus investigaciones fueron “premiadas incluso a nivel internacional”.

**

¿Qué dice la ASF? Indicaron en una respuesta a la carta de Buchahin que hubo un conflicto de intereses. Citamos desde Animal Político:

La Auditoría Superior respondió en un comunicado que Buchahin no fue separada del cargo por los resultados de las auditorías que realizó, sino por un conflicto de interés, ya que aprovechó su posición como funcionara de la ASF.

Según la ASF, Buchahin contrató a una empresa que ella encabeza para prestar servicios de capacitación; además de que otras dos compañías de las que es socia también dieron servicios a entidades públicas auditadas por la Auditoría Superior.

**

Así las cosas en los tiempos  del #AuditorCarnal

Previo

Cuarenta años de diseño mexicano en una sola exposición

Siguiente

Las mineras no reditúan tanto en ingresos fiscales, pero sus dueños igual opinan sobre elecciones