Clemente Castañeda: el vocero de la Refundación de Jalisco en el Senado

El alfarista que desde el Senado busca darle reversa al gasolinazo

Al iniciar la entrevista, cuando responde la primera pregunta sobre su historia, Clemente Castañeda afirma: “soy un músico frustrado”.  A la segunda toma de la misma pregunta, ya no responde lo mismo. Pero Clemente pareciera que no es un músico frustrado, sino que lleva su carrera política como una partitura: con orden, estética, inteligencia, disciplina y belleza.

Clemente es candidato al Senado por Jalisco, encabeza la fórmula que complementa Verónica Delgadillo por la coalición ‘Por México Al Frente’ que es presentada por Movimiento Ciudadano, partido que tiene su fortaleza en Jalisco y como dice el mismo Clemente: “somos un proyecto jalisciense”.

Todo inició cuando Castañeda comenzó hacer política estudiantil con algunos con los que hasta hoy en día hace política, entre ellos Enrique Alfaro, candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano. Clemente estudió la carrera de Estudios Políticos en la Universidad de Guadalajara y una maestría y doctorado en Nueva York en Ciencia Política. Su especialidad es la multiculturalidad y los derechos de los pueblos indígenas, asunto que ha estado en el centro de su agenda parlamentaria. En 2012 inició su carrera como parlamentario siendo electo diputado local, en 2015 diputado federal y ahora busca ser Senador de la República.

Para Clemente es fundamental las ideas en la política y dotar de contenido a la misma, sin embargo identifica radicales diferencias entre la Ciencia Política y la práctica, porque “la ciencia busca la verdad, la política el poder. No necesitas estudiar ciencia política para hacer política, la política lo que requiere es pasión, convicción, mucha acción.”

No necesitas estudiar ciencia política para hacer política

Se ha generado un debate interesante en el ámbito público y académico sobre cuál es la profesión ideal para ejercer una carrera política, históricamente la licenciatura en derecho es la primera respuesta a esa pregunta, sin embargo “la política es una profesión aparte, con independencia de la formación de cada quien, hay muchos políticos muy talentosos que no tienen una formación académica en la política”. A la mente viene, por ejemplo, Enrique Alfaro que es ingeniero civil.

Un político es diferente por los resultados que da a la gente, Clemente, quien ha desarrollado su carrera en el congreso local y federal, ha atestiguado que hay políticos que han construido su historia a partir del esfuerzo, de perseguir causas o abanderar luchas y no de su origen académico.

El alfarismo es una corriente política de Jalisco, que tiene su principal rostro en Enrique Alfaro, quien fue Alcalde de Tlajomulco de 2009 a 2012, perdió la gubernatura en 2012, fue electo Alcalde de Guadalajara en 2015 y hoy compite para ser electo Gobernador en esta elección. Cuando Clemente vuelve al 2009, recuerda “que nos imaginamos algún día tener la oportunidad de cambiar la historia de Jalisco, no nos imaginamos qué le iba tocar a cada quien”. Estos movimientos políticos suelen transformarse con el tiempo, y sobre eso Castañeda dice que “en esencia somos lo mismo que hace 9 años, nuestros sueños, nuestros anhelos, nuestros propósitos, nuestras causas, nuestras banderas, siguen siendo las de hace 9 años, por supuesto que se han moldeado y actualizado, pero en esencia seguimos siendo lo mismo”.

La campaña de su fórmula al Senado habla mucho de la visión política de Clemente, decidieron hacer una campaña con “personalidad propia” que no se cuelga de la campaña a gobernador o de la presidencia de la República, esa es una de las características disruptivas de su candidatura, además de que  han tratado de innovar en las propuestas y en la manera de comunicarse directamente con los ciudadanos.

En ese sentido, el corazón y el cerebro que ilustran la campaña “es una combinación entre el amor que tenemos por Jalisco, la pasión que le ponemos a la política y las ideas y la razón que también debe imperar en la política”. Hacer una campaña estatal implica una complejidad especial, más en Jalisco que concentra una diversidad peculiar; atender y escuchar esa diversidad es un gran reto.

La pregunta natural a un candidato al Senado es si busca retirarse o si continuará con el legado de opacidad que han construido los senadores. Para Clemente, desde la ciencia política, la visión es otra al haber sido diputado local y después diputado federal, es natural ir al Senado, se trata de una “continuación natural de la formación y carrera parlamentaria”. Desde la ciencia política, podemos invocar al concepto de la profesionalización en la política.

“Me siento orgulloso y honrado de hacer carrera parlamentaria”. Por esa carrera parlamentaria, Clemente ha podido atestiguar lo negativo del trabajo legislativo al interior del congreso local y la Cámara, sin embargo, también ha podido darse cuenta que en ese contexto negativo, también se pueden hacer acciones para transformar el país.

Abrir el senado a los ciudadanos y ser disruptivos en las ideas sobre la vida pública del país
Cuando los políticos están en campañas hacen propuestas insensatas o carentes de sustento, cuando se es candidato a senador, se corre el mismo riesgo, pero desde su formación académica, demostrada en cada una de sus respuestas, Clemente no aspira a una transformación profunda del país con la modificación de dos o tres leyes, él busca abrir el senado a los ciudadanos y ser disruptivos en las ideas sobre la vida pública del país y las propuestas para cambiarlo; además no muestra límites en declarar que busca ir al Senado para ayudarle al alfarismo a refundar Jalisco; se contempla como parte fundamental de un equipo, y no como un llanero solitario.

El alfarismo identifica la manera de comunicar como uno de los elementos disruptivos de su movimiento, Castañeda reconoce que es fundamental  y que hoy en día se han diversificado los canales de comunicación con los que puedes interactuar con los ciudadanos. Sin embargo, en otra reflexión catedrática, afirma que “la comunicación no puede sustituir a la sustancia, ni hoy ni nunca, aunque sí hay fenómenos que son estrictamente comunicacionales. En la política lo más importante es el contenido y la sustancia, pero si eso no se comunica generamos un círculo vicioso, pero nunca se sustituye una a la otra”.

Otra de las características disruptivas de Clemente, es la cercanía que mantiene con su familia, aunque afirma que es complicado, como muchas profesiones, reconoce que la política es de tiempo completo y que no hay tiempo suficiente de calidad para dedicárselo a la familia. Él tiene una fórmula mágica: estrechar vínculos con ellos, acompañarlos en sus momentos importantes y que sus hijos de menos de 10 años lo acompañen en sus eventos de campaña porque “es muy saludable que puedan atestiguar a qué se dedica su padre, qué decimos, donde están nuestras propuestas, nuestras preocupaciones, eso es clave para no perder el vínculo familiar.” Para él es fundamental, que antes que gran senador, espera ser un buen padre.

En ese sentido, no relaciona el futuro de México con su desempeño en el Senado, aunque asegura que durante 6 años hará lo propio para que el país vaya mejor, su lectura del país está puesta fuera de la clase política, “más allá de lo que suceda en la política hay un gran capital humano en el país, en el deporte, en la cultura, en la iniciativa privada: eso es el gran motor del país, si además de eso tenemos una composición política que ayude y que entienda el momento en el que se encuentra México, al país le irá bien.” Para Castañeda, la clase política le queda chica al país.

Sobre Verónica Delgadillo, su compañera de fórmula, Castañeda afirma que “es una mujer muy tenaz, extraordinaria tribuna, capta la atención inmediatamente, no le tiene miedo a enfrentar al poder y eso es indispensable en la política, sobre todo cuando se es oposición”.

Y sobre Pedro Kumamoto y Wikipolítica, su principal contrincante por el Senado, opina que “es un movimiento fresco, que le habla a un público que es receptivo, que recupera muchas de las banderas originales de Movimiento Ciudadano, es un buen esfuerzo que oxigena la vida pública y el debate público, bienvenidos a la discusión, eso le hace muy bien a la política”.

Para terminar la entrevista, Clemente respondió una serie de preguntas rápidas y con precisión, cuál maestro de orquesta, afirmó que el PRI “es ese pasado al que no queremos volver”, que la ciencia política “genera más aprendices de brujo que otra cosa”, y que él solo aspira “a seguir siendo un hombre congruente, a ser un buen padre, y a seguir contribuyendo para que a México le vaya bien”.

“El PRI es ese pasado al que no queremos volver”

Pareciera que su frustración por la música no lo es tanto, al menos con su carrera, como coordinador de la fracción parlamentaria en Jalisco y a nivel federal, y con su vida profesional entre la academia, la familia y la política, yo solo imagino a Clemente interpretando el poema sinfónico de Goethe que Dukas llevó a la música y Disney a la pantalla grande: “El aprendiz de brujo”.


Las luchas en el Senado para Clemente Castañeda

  1. Darle reversa al gasolinazo.
  2. Seguridad/inseguridad.
  3. Combatir la corrupción.
  4. Combatir privilegios de clase política y frenar derroche de recursos públicos.
  5. Combatir la desigualdad, darle voz a quienes no tienen voz.
  6. Lograr el pleno reconocimiento de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas.
  7. Protección de derechos humanos.

LAS FRASES DE CLEMENTE CASTAÑEDA

“A lo que aspiro más allá del Senado, de transformar al país, de cambiar Jalisco es ser un buen padre”.

“México es mucho más grande que sus problemas y que sus políticos”.

“La vida parlamentaria es complicada, a pesar de eso siempre hemos demostrado que la política parlamentaria sí puede transformar el país”.

Sobre la campaña de 2012 que coordinó y perdió Enrique Alfaro: “Una extraordinaria experiencia, la vida y la política da revanchas y esta es una de ellas”.

“El senado: un espacio que hay que dignificar”

Previo

Rexistimos

Siguiente

Juchari Uinapekua: la fuerza de Cherán para gobernarse así mismos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *