Lo que hay que conocer sobre el referéndum histórico para legislar sobre el aborto en Irlanda

En Irlanda un referéndum está haciendo historia. Resulta que el país tiene –de acuerdo a RTVE– una de las leyes más restrictivas sobre el aborto en la Unión Europea y este viernes, con una participación altísima, decenas de miles de personas han participado y -más importante- han dado el sí para que se legisle el aborto en Irlanda.

La alta participación por si misma ya es algo notable, pero resulta también destacado que miles de irlandesas que viven en el extranjero han regresado para dar el sí a la opción de legislar sobre el tema. Y es que, bastantes han tenido que irse temporalmente de su propio país para abortar. Obviamente, por mera cercanía, Reino Unido era uno de los destinos más viables para la interrupción del embarazo.

¿En qué condiciones [hasta ahora] sí era legal el aborto en Irlanda? Sólo cuando la madre estaba en un riesgo extremo, cuestión bastante parecida a la de algunos estados de México.


______

Las cifras preliminares que reportan medios europeos hablan de al menos un 60% de aceptación para la legislación del tópico, el cual incluso criminaliza a las madres que decidan interrumpir un embarazo provocado por una violación.

En redes sociales encontramos las historias de aquellas que regresan a casa para participar en este referéndum histórico agrupadas en el hashtag #hometovote

Entre las historias que más se recuerdan está la de Savita Halappanavar, quien murió a causa de una infección en el torrente sanguíneo luego de que sus médicos le negaron el practicarse un aborto. Incluso a sabiendas de que era mortal.

En este momento histórico también encontramos anécdotas de solidaridad, con personas pagando vuelos de desconocidos para que participen en la votación:

Revocar el artículo 8, no tiene precio:

Precisamente en el hashtag #RepealThe8th encontramos más historias de personas orgullosas de haber participado:

Posdata

Leemos en El País:

“Irlanda todavía no es poscatólica, la Iglesia sigue controlando aspectos importantes de la vida como la educación”, advierte Diarmaid Ferriter, catedrático de Historia Irlandesa Moderna. “Pero ya no goza de la misma credibilidad en cuestiones sociales. Resulta muy revelador que, en los últimos cuatro censos, se ha multiplicado por cuatro el número de personas que declara no tener religión”.

Y para entender que sigue:

Previo

El Rector. Una novela de Roberto Castelán

Siguiente

Las ciudades reducen el tamaño corporal de los animales