El Pulitzer va para los reportajes que despertaron el movimiento #MeToo

La investigación periodística de dos medios de comunicación que exhibió los abusos sexuales y emocionales por parte del productor Harvey Weinstein a decenas de actrices de manera sistemática, ha sido galardonada con el premio Pulitzer.

Las piezas más mediáticas ha sido la de Ronan Farrow para The New Yorker, misma que fue trabajada durante su tiempo en MSNBC para un reportaje multimedia pero finalmente fue publicada en el prestigiado medio de Condé Nast en formato de reportaje longform. Tampoco hay que olvidar el reportaje especial de The New York Times por dos mujeres, Jodi Kantor y Megan Twohey, el cuál salió publicado primero.

Leemos en La Jornada acerca de otros ganadores:


Publicidad

El Times y The Washington Post(TWP) también obtuvieron el Pulitzer de periodismo nacional por su cobertura de las investigaciones sobre la intromisión rusa en la contienda presidencial de 2016 en Estados Unidos, y los posibles conexiones entre el equipo de campaña del mandatario Donald Trump y funcionarios rusos. Una serie de artículos publicados en The NYT y el Washington Postarrojaron luz sobre la interferencia rusa en los comicios presidenciales y sus vínculos con la campaña y la transición de Trump, que ahora son investigados por el fiscal especial Robert Mueller. El presidente describió las pesquisas como cacería de brujas.

En México se ha intentado levantar una especie de movimiento #MeToo acerca de los abusos en la industria del entretenimiento nacional pero los esfuerzos han sido agridulces debido a diferencias de enfoque, cobertura e incluso la elección de formato.

Previo

Conoce al partido político que quiere recibir financiamiento, sin participar en elecciones

Siguiente

Ready Player One y el fin de la venganza de los nerds