La Academia Sueca envuelta en escándalos ¿peligra el Nobel de Literatura?

Tras una serie de escándalos, entre los cuales se encuentran una serie de acusaciones de acoso sexual, la Academia Sueca ha visto su prestigio empañado. La dimisión de cinco de sus miembros pone en peligro los trabajos para entregar el Nobel de Literatura

La Academia Sueca está en crisis. Tras el escándalo generado por una serie de supuestas acusaciones de acoso sexual, la filtración del nombre de algunos de los ganadores del Premio Nobel de Literatura, así como la dimisión de cinco miembros, los cimientos de una corporación de 230 años de antigüedad se tambalean. Esto pone en peligro al galardón más influyente de las letras universales, que es otorgado desde 1901.

Para terminar con la oleada de escándalos que han empañado su prestigio, la Academia Sueca anunció el pasado 20 de abril un proceso de reformas en su funcionamiento, las cuales datan de 1786. También reveló que entregará una auditoría sobre las filtraciones y los supuestos abusos sexuales.

Al respecto de las filtraciones, la Academia reconoció que se filtraron los nombres de algunos de los galardonados antes de tiempo. En el caso de las supuestas acusaciones de acoso sexual, también admitió que recibió una carta que alertaba sobre los abusos pero que fue ignorada.

Las declaraciones fueron expresadas en un tono críptico. Sin mencionar jamás el nombre que está en el centro de las acusaciones. El del artista Jean-Claude Arnault, quien fue acusado de abusos sexuales por 18 mujeres, además de que sobre él se añadió la sospecha de la filtración de los galardones concedidos a los franceses J. M. G. Le Clézio en 2008 y a Patrick Modiano en 2014.

Arnault está estrechamente vinculado al círculo de académicos, no sólo por su matrimonio con la escritora Katarina Frostenson, miembro de la institución desde 1992.

A través de un comunicado, la Academia Sueca reconoció que se ha producido un “comportamiento inaceptable en forma de intimidad no deseada” en el entorno de la institución. Sin embargo, afirman que la auditoría señala que ese comportamiento “no era de conocimiento general” en esa entidad; también que a día de hoy no es punible como agresión sexual. El informe no se ha hecho público.

En dicho comunicado tampoco se aclara los nombres filtrados ni cuántos fueron. Lo único que señala es que “la investigación muestra que ha habido violaciones de las reglas de confidencialidad sobre los trabajos del Premio Nobel de Literatura”.

El mensaje de la Academia señala también conflictos de interés en torno a Fórum, el centro cultural propiedad de Arnault, que los miembros solían frecuentar tanto que lo denominaban “el club”. El cual recibía financiación de la institución. La auditoría ha detectado que la académica Katarina Frostenson es socia de la compañía que recibía esas contribuciones económicas; algo que la Academia ha asegurado que desconocía.

Con la dimisión de cinco de sus miembros, entre ellos Fronstenson y Sara Danius, que ocupaba el puesto de secretaria permanente y quien encargó el informe, el quorum es insuficiente. Por lo cual es imposible continuar con los trabajos de la Academia, entre los cuales está decidir el nombre del ganador del Nobel. El caso ha obligado incluso al rey Carlos Gustavo de Suecia, quien es garante de la entidad, a actuar por primera vez desde la fundación de la institución, por lo cual el monarca anunció las reformas en los estatutos de la institución.

Con información de El Universal y El País.


Vídeo Recomendado

Previo

Olivia Arévalo: asesinan a otra emblemática defensora de los pueblos

Siguiente

Alcanzar la equidad de género en ciencias podría tomarnos siglos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *