Artistas de todo el mundo ilustran a las víctimas de la violencia machista en México

El colectivo busca visibilizar a las víctimas de feminicidio y trasnfeminicidio por medio del arte, para que sus rostros y nombres no sean olvidados

Más de una decena de artistas visuales de distintas nacionalidades se han reunido en el colectivo No estamos todas. El cual busca que los nombres y rostros de las víctimas de la violencia machista en México no se pierdan a través de la ilustración.

Para visibilizar a las víctimas de feminicidio y transfeminicidio el colectivo abrió una cuenta en Instagram y otra en Facebook. Desde 2017 han publicado alrededor de 130 rostros de mujeres asesinadas por razones de género, como Josefa (Baja California), Maricela (Puebla) o Rosalina (Estado de México).


Publicidad

En promedio en nuestro país se comenten 7 asesinatos de mujeres cada 24 horas, según el informe “La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985 – 2016” presentado por ONU Mujeres en conjunto con la Comisión Especial para el Seguimiento de los Feminicidios y el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES).

Las cifras de esta violencia son apabullantes. Por esta razón,  dos ilustradoras de 24 años iniciaron el colectivo No estamos todas como un esfuerzo de muchas personas que están en contra de que esto siga sucediendo, tomando al arte como el mejor altavoz. Las jóvenes ilustradoras han pedido permanecer en el anonimato para mantener la esencia colectiva y abierta del mismo.

Debido a que no hay un seguimiento real por parte de las autoridades de cada caso, la desinformación acerca de las víctimas es mucha. Por esta razón, algunas de las ilustraciones no tienen el nombre de la persona, sólo tienen la edad o  la fecha y el lugar en el que su cuerpo fue encontrado.

Ante este escenario de desinformación oficial una de las principales fuentes que utiliza este colectivo es la extensa lista de víctimas difundida por la activista FridaGuerrera Villalvazo, quien hizo un recuento de los casos registrados tan solo en los primeros nueve meses de 2017. Junto al nombre de la mujer aparece el Estado del país y la fecha en que fue asesinada y/o encontrada por las autoridades. Una gran cantidad de ellas aparecen como No identificadas.

Además de este listado hay proyectos independientes que también les aportan información, como el mapa de feminicidios de la activista María Salguero, y el colectivo Yucatán Feminicida.

Las ilustradores no se basan en ningún caso en una fotografía de la víctima. “Es en honor a ellas pero queremos respetar su imagen”, señalan las fundadoras en entrevista para El País. Para lograr cada retrato las organizadoras proporcionan al artista la mayor cantidad de información disponible sobre el feminicidio.

De esta manera, el colectivo busca que al ponerles cara y nombre a cada una de las víctimas se pueda comprender  el impacto de esta problemática social.

Previo

Así es el debate sobre la #LeyChayote

Siguiente

Un México desigual en el que El Bronco sigue en la lucha para 2018 pero Marichuy no