‘Afuera’, teatro físico sobre el fracaso y el impedimento muy al estilo Beckett

“Existe un tema en común entre los jóvenes: el fracaso. Abrimos una interrogación a las nuevas generaciones que están por enfrentar al mundo y tienen la expectativa del éxito, pero están aterrados por el fracaso", esto se puede leer en el programa de mano de este obra que tienes que ver.

Por Alejandro Velázquez

Sin traducción al español, quizás idealizando que todo el público mexicano ya es de facto colonizado por los angloparlantes, “Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better1En una traducción al español: “Siempre intentado. Siempre fracasado. No importa. Falla otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor”. son palabras de Samuel Beckett que la compañía Motosninja y la Secretaría de Cultura de México presentan en el programa de mano de Afuera, reconstrucción de una obra, dirigida y creada por Nicolás Poggi. Dicha frase de Beckett puede tener varias interpretaciones: una optimista, donde el fracaso consecuentemente lleva al éxito, otra pesimista, donde el fracaso siendo el fin último resulta absurdo y una cuya finalidad es burlarse de las interpretaciones derivadas de la ambigüedad de la frase.


Publicidad

Aparentemente esta última interpretación es la que aparenta ser retomada por la compañía Motosninja, porque Poggi aparenta estarse burlando, escondiendo su broma, pero dejando muy pocos guiños. La primera huella es el programa de mano que dice reflexionar sobre el miedo ante el fracaso en las generaciones actuales y tal vez hacer que los jóvenes puedan identificarse con situaciones escenificadas que muestran la realidad. Ja. ¿Realmente algo así se aprecia en la escena de teatro físico de Afuera? El primer guiño beckettiano, para entender que se burla de esa supuesta representación ocurre al final de la pieza, en el diálogo con… bueno, mejor no spoilerear, pero es aquí donde se mofa de la representación, considerando la información proporcionada en el programa de mano. 2Cito el programa de mano: “Existe un tema en común entre los jóvenes: el fracaso. Abrimos una interrogación a las nuevas generaciones que están por enfrentar al mundo y tienen la expectativa del éxito, pero están aterrados por el fracaso. El público joven puede identificarse con las situaciones y las relaciones humorísticas llenas de matices que puedan llevarlos a la reflexión en temas comunes y ligeros, y que, al mismo tiempo, muestran claramente nuestra realidad” (Programa de mano, Afuera reconstrucción de una obra, 2018).

Pero antes de llegar a dicho cierre, las Reconstrucciones son escenas abstractas, en las cuales cinco intérpretes performan mecanismos, guiados por algún tacto, un estímulo sonoro y visual. Si bien el fracaso podría estar más definido, no hay situaciones y personajes claramente representados, aun con el fracaso sin consecuencia lógica mejor expresado en dichos mecanismos. No obstante, al final las Reconstrucciones dejan esa incógnita: ¿hay algo representado que realmente se pueda reflexionar? Lo único certero es la ambigüedad y, como se ha dicho, la última escena es clave para entender que se trata de una burla. Esta puede considerarse como humor snob, entendido por aquellos artistas y críticos que conocen del impedimento de la representación, pero con poca definición estética, pues no hay muchos signos escénicos o para textuales que la sustenten.

Afuera puede pensarse como una obra especial, pues es digna heredara de conceptos de Beckett que llegaron durante su etapa de madurez sobre un teatro más abstracto, desde un teatro físico y una ironía muy escondida. Destacan la coordinación y el trabajo corporal que desempeñan los intérpretes, cuya agilidad incrementa conforme la dificultad llega a sus puntos más tupidos, además del trazo escénico, la iluminación y la música en escenas inesperadas.

Gente lectora, por estas cualidades, vale la pena anotar Afuera en la agenda, ah, pero si desean revisar un poco en la poética de Beckett antes o después de verla, es recomendable, no sólo para comprender más la genética y disfrutar más la pieza, sino porque ha sido muy influyente en los artistas escénicos contemporáneos. 3Beckett criticaba burlándose de la inestabilidad de los fundamentos estéticos y que ingenuos lectores y espectadores se creían. Recomiendo los ensayos “La peinture des van Velde; ou: le monde et le pantalon” (La pintura de van Velde; o: el mundo y el pantalón) (1945) y “Peintres de l’empêchement” (Pinturas del impedimento).


Datos de la temporada del 9 de abril al 12 de junio, proporcionados en el programa de mano:

Lunes y martes a las 18 hrs en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque (Paseo de la Reforma y Campo Marte s/n, Metro Auditorio)

Autor y director: Nicolás Poggi

Productor: José Antonio Becerril

Intérpretes: Ana García Zambrano, Ricardo Daniel Rojas, Nicolás Poggi, José Antonio Becerril, Mito Elizondo y Emmanuel Lapin.

Facebook: Afuera Teatro-Físico


Alejandro Velázquez escribe crítica teatral en un proyecto llamado Licras desde que se tituló de la Maestría en Artes Escénicas de la Universidad Veracruzana, donde investigó la variante escénica llamada la impro en la Ciudad de México; antes colaboró para medios digitales como Entretenia, Teatro Mexicano y Ciudad de Frente, mientras trabajaba como profesor de teatro a nivel secundaria; antes estudió la licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras, donde decidió dedicarse al teatro.

Referencias   [ + ]

1. En una traducción al español: “Siempre intentado. Siempre fracasado. No importa. Falla otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor”.
2. Cito el programa de mano: “Existe un tema en común entre los jóvenes: el fracaso. Abrimos una interrogación a las nuevas generaciones que están por enfrentar al mundo y tienen la expectativa del éxito, pero están aterrados por el fracaso. El público joven puede identificarse con las situaciones y las relaciones humorísticas llenas de matices que puedan llevarlos a la reflexión en temas comunes y ligeros, y que, al mismo tiempo, muestran claramente nuestra realidad” (Programa de mano, Afuera reconstrucción de una obra, 2018).
3. Beckett criticaba burlándose de la inestabilidad de los fundamentos estéticos y que ingenuos lectores y espectadores se creían. Recomiendo los ensayos “La peinture des van Velde; ou: le monde et le pantalon” (La pintura de van Velde; o: el mundo y el pantalón) (1945) y “Peintres de l’empêchement” (Pinturas del impedimento).
Previo

Falleció la artista plástica Joy Laville

Siguiente

Sobre la imposición del Bronco en la boleta electoral