Sobre Jessica Jones y los hombres monstruosos

Jessica Jones nos habla de muchos hombres despreciables. No estoy diciendo que no haya mujeres malvadas en la ficción o realidad, pero me parece realmente interesante la perspectiva de la serie de Marvel en Netflix. En la primera temporada el villano Kilgrave tenía una de las habilidades más espeluznantes que te puedas imaginar: con su voz te convence de hacer lo que él quiera. El hombre, en lugar de tratar de dominar naciones y amasar riqueza, decidió usar su “don” para violar mujeres, usar a algunas de sicarias y vivir una vida de lujos moderados.

Kilgrave GIF - Find & Share on GIPHY

Jessica Jones fue una de sus víctimas pero se liberó gracias a su ¿fuerza de voluntad? ¿los poderes superhumanos que tiene?. En realidad nunca nos lo explican pero no necesitamos una pseudociencia para aceptar el hecho. Cuando Kilgrave regresa, Jessica resuelve luego de 12 capítulos que la única salida es matarlo. Hay un debate ético posterior que define al personaje de Jessica. ¿Un héroe puede tomar una vida?, aunque estas discusiones no solemos verlas cuando Iron Man deja a un terrorista en una aldea llena de aldeanos furiosos que seguramente lo van a masacrar.

En la segunda temporada hay todo tipo de hombres que quieren pasar por encima de las protagonistas de Jessic Jones.

Por ejemplo, está un pésimo one night stand, un contratista necio que no entiende que #NoEsNo y hasta un estafador que abusa de la necesidad de una mujer madura. Las big bad son dos chicas muy cercanas a Jessica, en una especie de giro para no repetir la perspectiva de la primera temporada pero ambas son consecuencia de las atrocidades cometidas por un monstruo. Que resulta ser hombre.

Jessica Jones Trish GIF by NETFLIX - Find & Share on GIPHY

Trish, la amiga de Jessica, desde la primera temporada había revelado que sufrió abuso sexual y por esto desarrolló [en su subtrama] una necesidad a ser ella la que ayuda y no siempre ser salvada. Es una historia incómoda que involucra la negligencia de su propia madre, que fungió como una especie  de proxeneta al ser su representante en el mundo del despe. Y es refrescante la manera en como Jessica Jones la lleva, sin la condescendencia del llamado male gaze. En un stunt publicitario muy bien logrado, todos los capítulos de esta segunda fase han sido dirigidos por mujeres. Y la historia se expande en cuatro vertientes, siendo que sólo una involucra a un hombre.

Es triste que en The Defenders el rol de Sigourney Weaver haya sido tan unidimensional y de hecho tan desperdiciado. Su personaje muere sin pena ni gloria tres capítulos antes del final. Incluso Madame Gao es más espeluznante en dicha serie. Lo menciono porque el personaje ambivalente de Carrie-Anne Moss es todo lo que debió ser: algo más que un elemento para avanzar el guión, fuerte y con una presencia que chupa la energía de cada escena que la involucra.

En internet varios critican que la serie es lenta pero yo digo que son unos orates. Jessica Jones se consolida como lo mejor de la oferta de Marvel en Netflix y nos habla de grandes cuestiones para la sociedad en este 2018, sólo hay que saber leer entre líneas. Muchos no pueden.

Publicado originalmente en LJA


Vídeo Recomendado

Previo

José Luis DF: Un nadie del rock de abajo

Siguiente

Chucho Reyes, una de las personalidades más originales de la plástica mexicana

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *