Revelan tendencia al suicidio de mujeres indígenas de Chiapas

Jorge Magaña Ochoa, coordinador del Observatorio Regional sobre la Problemática de Suicidio Infantil y Juvenil en Poblaciones Indígenas, advirtió que las mujeres indígenas jóvenes son las que más se quitan la vida por varios factores, desde haber sufrido violencia sexual hasta la misma falta de oportunidades para tener mejores condiciones de vida.

n un foro sobre trabajo social efectuado en esta ciudad, lamentó que no haya una congruencia o correspondencia con los datos nacionales, los cuales estiman que más del 80 por ciento de los casos o de intentos de suicidio son de varones, y el resto de las mujeres.

Sin embargo, refirió que con base en los estudios hechos en la región Altos de la entidad, observan que el fenómeno es al revés, “solo que es más discrecional por las mismas características que se adoptan al interior de las localidades y de las familias indígenas con la poca visibilización del sector femenino”.

El también investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Unach, explicó que en estos momentos realizan estudios epidemiológicos desde una característica socio-cultural, “sí partimos de un diagnóstico, que tiene que ver con una perspectiva mestiza, urbana, blanca, pero para población rural y blanca, con todo lo que esto significa”.

En cuanto a las causales, dijo que aún no es tan claro cuál o cuáles serían, “puede haber muchas hipótesis, pero una de las cosas que buscamos establecer que no es un fenómeno que provoque la depresión como un trastorno mental, como se ha caracterizado y considerado”.

Por el contrario, dejó en claro que se habla de factores de explotación, violencia de género, de poco desarrollo humano, “y entonces generamos que nuestros jóvenes no tengan una respuesta clara a su futuro, y ahí podríamos pensar que hay depresión, sí, pero qué la detona: condicionantes económicas, culturales, de falta de expectativa a futuro en procesos laborales o académicos”.

Lo más grave del asunto, aceptó, es que en la actualidad se sufre de racismo en la entidad chiapaneca, “independientemente de la pobreza, de los bajos niveles de escolaridad, nuestros jóvenes todavía tienen que enfrentarse a esa discriminación”.

Sobre el estudio que apenas desarrollan en colaboración con instituciones de salud y otros organismos locales, afirmó que no se sabe a ciencia cierta cuándo lo tendrían listo, pero resaltó que abarcan todas las comunidades con población indígena, “porque por lo regular los estudios de esta especie se enfocan más en población blanca, en Tuxtla o Comitán, y no con lo que sucede con nuestro universo indígena”.

Una de las “panaceas” para evitar suicidios, consideró, es escuchar a quien tiene la idea de practicar esa acción, “resuelves el problema en ese momento, ya lograste, con solo escucharla, que no se quite la vida”.

Con información de Sie7edechiapas.


Vídeo Recomendado

Previo

'El tiempo del cocodrilo' engarza historias fantásticas de la tradición oral de Cuanalan, Estado de México

Siguiente

Anuncian el premio Breach/Valdez de Periodismo y Derechos Humanos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *