¿Cómo es ser árbitra de futbol? La historia de Melissa Borjas

Melissa Borjas es la primera árbitra hondureña en pitar un partido en un mundial, incluyendo a los árbitros hombres, ningún árbitro hondureño ha pitado en un mundial, ella lo hizo en 2015 en el mundial femenil en un duelo entre Japón y Ecuador. Además de ese logro es la primera mujer que pita un partido en la Liga Profesional de Honduras, logró que llegó después de pitar múltiples juegos femeniles entre selecciones.

Como muchas niñas, jugaba al futbol con varones, ella pensaba solo en pasar el rato, su tío que era juez de línea la invitó a ser árbitra, ella aceptó y descubrió que era lo suyo.

“Tengo un tío que fue árbitro asistente, así que se puede decir que llevo el arbitraje en la sangre”

Sin embargo, al llegar a pitar en la Liga Profesional de Honduras, muchos jugadores cuestionan sus decisiones, ella siente dentro de esos cuestionamientos, violencia de género, como si por ser mujer no sea capaz de tomar buenas decisiones.

“Siempre hay jugadores que intentan intimidarte. Yo nunca me muestro irrespetuosa con ellos, sino que simplemente dejo de hablarles. Les digo que no pienso discutir más porque soy una persona respetuosa y ellos no lo están siendo conmigo. Curiosamente, a partir de ese momento es cuando empiezan a darse cuenta de cómo tienen que tratarme”

En México, el caso similar al que narra Borjas se dio con Cuauhtémoc Blanco y Tovar.

Ahora Borjas se prepara para el mundial femenil 2019, para que los que afirman que las diferencias entre hombres y mujeres es la capacidad física descubran que no es así.

“Es cierto que los hombres y las mujeres son diferentes, pero lo primero que se saca a colación es siempre la condición física. No podemos olvidar el trabajo de preparación que realizamos. Basta con ver los ejercicios que nos toca hacer en los seminarios. ¡Son muy intensos! Debemos contar con la preparación adecuada”.


Con información de la FIFA.


Vídeo Recomendado

Previo

Lo que se sabe sobre el indignante feminicidio en Reforma 222

Siguiente

Helga Weissová, la pintora que retrató la crueldad del Holocausto a los 12 años

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *