Neymar, tan cerca y tan lejos del Olimpo

Neymar dejó el Barcelona y se fue al PSG con la meta de ser capitán de un barco que logre consolidarse como potencia europea en la Champions League, en la Liga no hay competencia desde que Zlatan se convirtió en el máximo anotador del club.

Algunos aplaudieron la decisión de Neymar porque hacían el símil entre una decisión, por dejar de ser subgerente de una empresa y pasar a ser gerente general de otra empresa, por lo que esa decisión era válida profesionalmente hablando. Sin embargo, según El País, la decisión es por vivir una vida más relajada que en Barcelona, donde las exigencias eran máximas.

Neymar no asume el reto como tal, sino se asume con la cultura del mínimo esfuerzo en la Liga Francesa, lo que ha llevado a tener picos de demostraciones de gran talento y partidos donde no aparece ese destello, como en contra el Real Madrid:

“Neymar siente que se humilla si se esfuerza al máximo de sus posibilidades físicas. Especialmente, cuando juega en Francia contra adversarios que considera muy inferiores.”

Neymar está destinado a suplir a Messi y Cristiano Ronaldo en el olimpo del futbol, pero Masherano le sentenció que si su ritmo de vida sigue de fiesta en fiesta, como cuando celebró su cumpleaños en un maratón de dos fiestas, lo que hizo hacerle perder un entrenamiento y un partido, su carrera iba a ser más corta de lo que pensaba.

Parece que ese destino manifiesto por el olimpo del futbol no le preocupa al futbolista profesional, lo que le preocupa es vivir la vida, controlarla, decidir cuándo entrena y cuándo no, cuando da su máximo y cuando no; esa falta de continuidad y de profesionalismo no puede llevar a otro camino más que el de la inconsistencia y el pronto fracaso. Así se acabó pronto la carrera de Ronaldinho.

Neymar tiene a un grupo de amigos que lo siguen a todas partes, a los cuales les mantiene su estilo de vida; la soledad en esos niveles de atención y estrato social, juega un papel importante y es algo que se busca evitar:

“Los tois, autodenominados así por razones que nadie ha conseguido determinar, son los amigos profesionales —todos cobran por vivir con él— del ídolo. Van a donde él va. Viven a donde él vive. Se relevan según el estado de humor del genio. Bailan cuando él quiere bailar, ríen cuando él quiere reír”

Por ese estilo de vida, parece más lejano que Neymar se convierta en una figura que encamine al PSG a ganar la Champions pronto, el equipo francés tiene puestas sus esperanzas en destellos del astro y en la continuidad de Dembelé, Cavani o Draxler, Neymar juega cuando quiere y eso no es una buena noticia para el PSG.

Parece más lejano que Neymar se convierta en una figura que encamine al PSG a ganar la Champions

Antes de que iniciara la serie frente al Madrid, el claro favorito era el PSG, ahora, aunque dos goles son posibles, el camino es más difícil, seguramente Neymar decidirá jugar en París y podrá construir una hazaña, como lo hizo con el Barcelona, todo depende de que el astro quiera jugar y que renuncie a su falta de profesionalismo.

Así respondió su agente cuando se cuestionó la posibilidad de ir al Real Madrid:

“¡Qué va! Él ya sabe cómo son los clubes grandes. ¿A dónde le permitirán vivir como vive en París?”


Vídeo Recomendado

Previo

Policía coludida con ladrón culpa de robo a profesores de la UNAM

Siguiente

Nestora Salgado al Senado por Morena y Álvarez de Icaza por el PRD

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *