Ximena Cobos Cruz #VocesVioletas

#VocesVioletas es un espacio semanal dedicado a compartir poesía escrita por mujeres de México y Latinoamérica.

Ximena Cobos Cruz, nació en 1988 en el D.F. Estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la FFyL de la UNAM; actualmente estudia Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y se dedica a dar clases.

Algunos de sus trabajos se pueden encontrar en La Rabia del Axolotl, Puf!, Rojo Siena, Operación Marte, Revista Marabunta, El coloquio de los perros, entre otras.



Publicidad

Untitled track n. 2

Los traseros… el día,
el sexo… los autos nuevos,
un atardecer… el nacionalismo,
la escuela…. los vientos del Este,
la identidad…. la suela de mi zapato,
un perro aplastado,
los animales salvajes,
las personas inconclusas

el pasado, el dolor,
el que se fue, el que aún está,
el diablo en cada rostro callejero
y las personas que te hablan en las calles
sin saber nada de ti

el límite a la orilla de la azotea de un edificio
lleno de jaulas para tender y utensilios viejos

la música atmosférica que acompaña
un caminar plácidamente solo,
mujeres jóvenes con hijos,
una toalla femenina llena de Nos
mi cintura, sin manos que la puedan asir

el límite a la orilla de un andén
en la estación del metro
de una línea nueva

las cortinas de colores tan dispares
en ventanas de todos los edificios
de esta ciudad contaminada de postmodernidad
y tan vieja en su apariencia
Durás, Pessoa, Fonseca,

Nelida Piñón y Clarice Lispector

escritos viejos en servilletas de un café
los beats, los infras  y un Bolaño

un complot del que crees que formo parte

entre chilenos
tu mirada triste, pocas veces feliz

Celibidache, Chopin y Shostakovich,
Una composición sobre la mujer bosque inconclusa,
¿ella o la composición? nunca habrá respuesta

las bestias callejeras,
la infancia perdida en lágrimas y sonrisas
que no se distinguen unas de otras

los recuerdos tristes, fechas
sin motivo para celebrar,
tu foto
guardada en un cajón
(la primera)

el límite a la orilla de una pregunta
¿?
cómo entender la vida si es así

los hombres, los gatos,
la luna, las mujeres,
el sexo

(otra vez)

el sexo
las ganas de hacer pipí
mientras estás soñando

un regalo,
el gato que se perdió esta mañana,
un empleo nuevo, depresión
cosas que no sabía y me enseñaste,
el sentido musical de mis ataques,
un no que rompe todo
un que no pega nada

cartas fechadas de hace años,
dibujos hechos en mi cabeza
mientras camino a tu lado,
la atención constante que espero,
la falta de conciencia que a veces tengo

uno, dos, y dos + dos = 5
el retorno del rey carmesí,
manejas como si quisieras
desaparecer en el camino
tres gotas, esas tres gotas exactas
de un cuento escrito hace años,,,
nadie lo leyó

un montón de poetas eléctricos
que nunca he conseguido leer
(ni siquiera sé si existen)

escritores de hace dos siglos
anunciando males finiseculares
que me alcanzan a mis 25 años

Dufoo, Leduc y el bien muerto
Bernardo Couto Castillo
réquiem por las almas trastocadas
y las notas de clavecín bien temperadas
que no me has puesto para escuchar
(quizá confunda aquí a Bach con José Agustín)

los amigos muertos que cada quien
asesinó de puro gusto de alejarse

el límite a la orilla de una línea de cocaína
en la mesa de un departamento
en Tlatelolco hace un año,
el vómito por mezclarlo todo,
la toxicidad del cuerpo
en la noche que todo fue color
sin tiempo

un adiós escrito tantas veces

el límite a la orilla de una
última línea de cuaderno,
el dilema y el reto de
cuánto puedes escribir antes de que
se termine el papel y no puedas hacerlo

hasta la próxima conexión de tus neuronas y el recuerdo


Vitae/ vitalis

Ve al baño

Date el gusto de tener una gripa

y que alguien te cuide

Continúa sin pretextos

los designios del tiempo inusual

Mata sólo si crees que no era pertinente

/la vida ajustará todo para una vez más

llevarte al camino indicado del error y la desdicha/

Adopta un perro

uno muy flaco que encuentres en la calle

Fíngete el hombre de la planta

de aquella película en que Nátalie Portman

aún era una niña

(si eres mujer

fíngete Natalie Portman en el papel de aquella niña)

Sigue viendo cintas viejas

en el espacio vacío de tu casa

De vez en cuando da besos sinceros

y llena los días con un amor fresco

como las flores del jardín imaginario

de tu familia perfecta inexistente

Húndete en el derrotero de las palabras complicadas

Haz poesía una y otra vez

como si todo en la vida te hubiera sucedido

consume drogas y critica la corrupción

al mismo tiempo

Muere a los 27 o a los 33 o 35

o nunca mueras

como Mick Jagger y Keith Richards


Disyuntiva

Pensar en términos de poesía lacerada,

loba herida aullando despedidas.

Cómo decirte que ya no te quiero

en la métrica perfecta del consuelo.

Aprisionar palabras y soltarlas luego.

Lentamente,

como los días pasan acomodándose en mi espalda.

Cuántos versos construirán el romance

de un adiós que quiero decirte apresurada.

Qué soneto habrá escrito aquel poeta

para romper un corazón sin más cuidado.

Ditirambos sueltos e imprecisos

no ayudan en el acto de dejarnos.

Fauces abiertas de poemarios de tres siglos

sin respuesta para ahora que quiero desecharte

/como a la hoja en blanco o el ensayo que no queda/

Porque la poesía a veces no tiene todas las respuestas,

como si los sentimientos que no están decididos

se amordazaran a sí mismos sin permitir

la complaciente respuesta de dejarnos…


Panorama de un desierto

 

Amar de a ratos,

como se hacen los poemas,

porque el amor no se escribe dos veces

-tampoco la poesía-

/Humedal de todos los clamores/

Cerrar ventanas y sacudir silencios

Ser ventarrón en un cuarto ciego.

Amar de a ratos,

como viven las moscas y todos los insectos

Efímero sorteo, rehilete al viento

Paso de araña que va tejiendo

la medida exacta de atrapasueños.

Amar de a poco,

porque tampoco damos lo correcto,

porque aterra entregarlo todo

y seguir viviendo

Saberse entero y al mismo tiempo

partido por momentos.

Odiarlo todo

y seguir queriendo

Porque a veces amamos los infiernos

Los frascos rotos

Los corazones secos

Previo

El poderoso discurso de Natalie Portman: "A los 13 años fui víctima de terrorismo sexual"

Siguiente

Estamos acabando con la especie que sobrevivió 300 millones de años