“Pinto la importancia del misterio, la fantasía y la imaginación”: Luis López Loza

"Me molesta la realidad a veces porque siento que se termina pronto, es muy efímera, se va”, confiesa el artista plástico Luis López Loza

Para el artista plástico Luis López Loza lo importante en una obra de arte es ver más allá de lo evidente. “La importancia del misterio, la fantasía y la imaginación es lo que yo pinto, pinto cosas fuera de sí, fuera de mí, de todo lo existente real”, señala el artista. Y confiesa: “me molesta la realidad a veces porque siento que se termina pronto, es muy efímera, se va”.

Lo que más busco —relata— es el misterio en las cosas porque creo que es la base de muchas obras de arte, como lo decía Federico García Lorca, si no tiene duende, no vale la pena. El color también tiene una dimensión significativa en cada obra que realiza, “para mí es básico, es muy importante, yo llevo años estudiando el color, me fascinan los cuadros de Kandinsky, y los cuadros de Paul Klee, tienen mucho oficio en el sentido del color”.

Luis López Loza (Ciudad de México, 1939) pertenece a la Generación de la Ruptura, estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, el Pratt Graphic Art Center de Nueva York y en el Centro Superior de Artes Aplicadas en la Ciudad de México. Es contemporáneo de artistas como Roger von Gunten, Francisco Toledo y Juan Soriano.


Publicidad

En entrevista con la Secretaría de Cultura, en su estudio de la colonia Condesa, el artista plástico refiere: “Yo creo que la mayoría de los pintores son adictos a encontrar quiénes son a través del color,  yo he buscado mis pigmentos, he ido hasta Alemania, tengo ahí unos amigos que muelen mis pigmentos, especialmente. Los colores que uso son muy particulares”.

Sin perder de vista la técnica el artista señala: “Claro que la estructura también es muy importante para mí, por eso me enfoco en el dibujo, sigo peleando la idea del dibujo y la estructura, porque aun siendo abstracta una pintura, muy abstracta, tiene estructura. Por eso puede uno puede decir ‘mira qué buen cuadro’. Sino cualquier lo haría, siempre hay una disciplina atrás de todo eso”.

Luis López Loza es Premio Nacional de Artes y Literatura 2010 en el área de Bellas Artes, Premio Nacional de Gráfica de México 1977, miembro de número de la Academia de las Artes de México y Beca Guggenheim, entre muchas otras distinciones. Su extensa obra comprende escultura, pintura y grabado, esta última disciplina tiene un lugar esencial para el artista:

“El grabado es muy importante porque uno manifestar mucho más la experiencia del dibujo y de las tonalidades, un negro en grabado nunca es negro, hay grabados en diferentes tonalidades, hay negro cálidos y fríos, negros en tonos mayores y tonos menores; entonces, el negro en el grabado no siempre es negro nada más, si uno sabe observarlos”.

Ha presentado más de 50 exposiciones individuales en importantes galerías y museos del mundo, en algunas conservan obra del artista, como el Museo Nacional de Arte de Polonia, Museo de Arte en Nueva York, Casa de las Américas de La Habana, Cuba, y el Museo de Arte Moderno en México.

El artista narró cómo surgió su interés por el grabado. “Uno lo va descubriendo conforme va dibujando más y más, siente uno necesidad de expresarlo en otra forma, entonces cuando le dan por primera vez una plancha de cobre que hay que grabar ahí vienen las dificultades ya de un oficio, porque no es igual tomar un lápiz y hacer un dibujo, que tomar un buril y hacerlo perfecto. Es toda una profesión en sí, que se carga toda la vida, es como un equipaje que se lleva atrás”.

Es también ganador de la Bienal de Grabado de Tokio y la Trienal de Xilografía en Modena, Italia. Al hablar de su trabajo actual, describe: “Estoy pintando cuadros muy grandes, realizo esculturas en mármol y trato de encontrar cómo se desarrolla una forma y siempre encuentro que es una especie de balón que hay que estar desenvolviendo para que quede en una forma pura, plena.”

Luis López Loza viaja continuamente a Aguascalientes, para trabajar en un taller en donde se dedica a su gran pasión, el grabado “creo que es un buen sitio para trabajar, no se habla más que de grabado. Hemos hecho muchos trabajos, hemos ilustrado libros, mucha obra”. En esta ciudad, el Museo José Guadalupe Posada y el Museo de Arte Contemporáneo, exhibió, en este año, la muestra Colección de obra, que reunió creaciones de López Loza, realizadas en diferentes técnicas.

*Con información de NDT

Previo

Fallece el realizador Fernando Birri, padre del Nuevo Cine Latinoamericano

Siguiente

Alcalde de Tijuana se disculpa por decir que a regidores "ningún chile les embona"