La desaparición de los polinizadores significa nuestro exterminio

Según datos de una investigación publicada en la revista Biology Letters, la ausencia de una sola especie de abejorro dominante de un ecosistema interrumpe los patrones de alimentación entre una amplia gama de los polinizadores restantes; desde otras abejas hasta mariposas, escarabajos y demás especies. Un estudio que demuestra la forma en la que esta ruptura en la red de polinizadores de un área específica puede tener implicaciones para la supervivencia tanto de las plantas silvestres raras como de los principales cultivos alimenticios.

“Vemos una cascada ecológica de efectos en toda la comunidad de polinizadores, cambiando fundamentalmente la estructura de las redes de interacción entre plantas y polinizadores”, dice Berry Brosi, biólogo de la Universidad de Emory y autor principal del estudio. “Podemos ver este cambio incluso en polinizadores que no están estrechamente relacionados con las especies de abejorros que removemos del sistema”.

Si una sola especie dominante de abejorros visita principalmente un girasol alpino, por ejemplo, otros polinizadores -incluyendo otras especies de abejorros- tienen menos probabilidades de visitar girasoles alpinos. Si se elimina el abejorro dominante, sin embargo, la dinámica cambia; De entrada si se remueven parcialmente al polinizador dominante ocurre algo lógico, ya que en ese punto “una gama más amplia de polinizadores opta por visitarlos”, dice Brosi.

Sin embargo, otras pruebas en el mismo estudio mostraron que la eliminación de la especie de abejorro dominante llevó a que, en promedio, menos especies de plantas fueran visitadas. “Eso fue una sorpresa”, dice Brosi. “Si un recurso de néctar es abundante y altamente gratificante, más tipos de polinizadores irán por él” Esto hace que las otras especies de polinizadores dejen de visitar algunas de las plantas más raras.

Los hallazgos son importantes ya que la mayoría de las plantas con flores y los cultivos alimentarios necesitan polinizadores para producir semillas.

“Básicamente, para casi todos los grupos de polinizadores con los que tenemos buenos datos, hemos visto disminuciones en esos polinizadores”, dice Brosi. “Los resultados de nuestros experimentos de campo sugieren que las pérdidas de especies polinizadoras -en un nivel de población local o en una escala global de extinción verdadera- probablemente tendrán mayores impactos en las poblaciones de plantas que lo previamente predicho por los modelos de simulación”.

Para el presente trabajo, los investigadores analizaron un sistema de más de 30 especies de polinizadores y sus interacciones con 43 especies de plantas. “Se han realizado muchas investigaciones observacionales en redes de plantas y polinizadores”, dijo Brosi. “Uno de los hallazgos generales es que tienen una estructura realmente consistente, lo cual tiende a ser cierto casi independientemente del ecosistema y área geográfica, desde la costa noreste de Groenlandia hasta las selvas tropicales”.

Los modelos de simulación matemática han sugerido que las redes de plantas-polinizadores tendrían una buena resistencia si existiera una extinción en el sistema, estos modelos están basados en la suposición de que la estructura de la red permanecería consistente.

Pero este experimento demuestra que esta suposición no es sostenible, ya que según Brosi “estas redes son dinámicas y cuando una especie polinizadora falta, vamos a ver cambios cualitativos y cuantitativos. Modelos de simulación en el futuro deben incorporar procesos ecológicos como la competencia, que puede determinar cuales son las interacciones específicas entre diversos grupos de polinizadores y distintas plantas”.


Vídeo Recomendado

Previo

Yaquelin Paz Hidalgo #VocesVioletas

Siguiente

México no está en el grupo de la muerte del Mundial y podríamos hacer el mejor papel de la historia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *