Ciudad Universitaria se prepara para recibir a Marichuy

Por Griselda Rubalcava Hernández y Amiel Aketzali Moreno

El próximo 28 de noviembre la Ciudad de México recibirá a la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy. La cita será a las 15:30 horas en la explanada de la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria. Las redes de apoyo territoriales y sectoriales -universitaria y de mujeres- de la zona metropolitana se preparan para recibir con un acto político-cultural al CIG y a personas de la sociedad civil interesadas en escuchar y apoyar la propuesta que emana de los pueblos originarios de México.

En el marco de los próximos comicios presidenciales de 2018 Marichuy es la voz de quienes buscan visibilizar las diversas luchas que se libran día con día en el campo y la ciudad. El Concejo Indígena de Gobierno encabeza un proyecto que exige dignificar la vida dejando atrás cualquier figura mesiánica y poniendo a discusión la violencia que atraviesa todo el territorio nacional.

La iniciativa del CIG emana de un proceso profundamente colectivo y democrático de diálogo y consulta. El recorrido por todo el territorio nacional de la aspirante a candidata presidencial, Marichuy, refleja su interés de escuchar las diversas voces interesadas en la transformación profunda y radical de México. La articulación de esas diversas voces es una oportunidad para hacer frente a los escenarios que atraviesa la sociedad: feminicidio, juvenicidio, desaparición forzada, despojo territorial, especulación inmobiliaria y gentrificación, ecocidio, etc.

Foto: Lorena F. Magdaleno

En el evento en la Ciudad de México se recaudarán firmas, no como un fin en sí mismo, sino como condición de posibilidad donde por primera vez en la historia de nuestro país una mujer indígena pueda aparecer en las boletas electorales de 2018 para la presidencia de la República y con ello poder visibilizar una propuesta anticapitalista y anticolonial. ¡Cobijar el proyecto significa luchar por la vida!

En la Ciudad de México y otros estados se atraviesa una situación complicada a raíz de los pasados sismos que evidenciaron, además de la potencia de la naturaleza, la corrupción inmobiliaria que emana de un sistema capitalista especulador. En ese contexto, el llamado a la organización resulta absolutamente pertinente y necesario para poder reconstruir un México y un mundo distinto al que se va agrietando. «Entonces caminemos, caminemos juntos, caminemos reflexionando, caminemos pensando cómo le vamos a hacer para ir construyendo este nuevo México que queremos que surja desde abajo, de todos los trabajadores del campo y la ciudad, de todos los pueblos indígenas. Todos organizados a una voz, donde digamos que ya no estamos de acuerdo con este proyecto impuesto por los que tienen el poder y el dinero. Entonces los invitamos a organizarnos, a salir adelante y que juntos logremos construir algo nuevo», expresó Marichuy el pasado 8 de noviembre en San Cristóbal de las Casas.

Construir un mundo donde quepan muchos otros no es tarea sencilla pero ya ha comenzado con un grito que emerge de entre los escombros: ¡Nunca más un México sin nosotras y sin nosotros!

Previo

15,000 científicos lanzan un llamado para proteger a la Tierra

Siguiente

Vamos Machito Di Lo Tuyo: Edición Director del Excélsior