Martina Nimcowicz #VocesVioletas

Martina Nimcowicz nació el 13 de mayo de 1995 en Buenos Aires, Argentina. Es poeta, artista plástica y profesora de italiano.

En 2015 publicó su primer libro, Gestación (Textos intrusos) y, en 2016, formó parte de la antología Mujeres colectivas 2 (Ediciones Croupier). Dentro de poco saldrá a la luz su nuevo poemario titulado Días púrpuras con la editorial Puntos Suspensivos.

Organiza la revista literaria Venax, en la que también se publican sus textos. Participó de diversas exposiciones, destacándose la Noche de los Museos (2015), e ilustró distintos libros. En las letras y en lo visual son temas recurrentes aquellos relacionados con el misticismo, la muerte, el devenir, y la preocupación por descubrir qué hay detrás de los detalles de las cosas.


Instrucción para hacer poesía

creo

que nunca nadie

antes

de hoy

escribió un poema

sobre los repartidores de volantes

luego de contemplarlos pasmada

desde el primer día de vida

me dije:

“si quieres aprender de amor

observá cómo se acercan

al transeúnte

y dejan

en ese aire clavado

entre la renuncia y el vicio

una suerte de misterio develado

sobre cómo ganar un amante”

los que rompen el suelo

con el ardor de sus manos

ahuyentan al humano

perdido en sus desechos

hay otros

ya cansados por

la palidez del ego

que se ocultan en los rincones

esperando la mirada aprobadora

del manantial ciudadano

“si quieres aprender de amor

observá cómo se acercan

al transeúnte”

el misterio se develó

tan de prisa

que sólo pude captar

la ofrenda

el grial delicado

de una palma

que se acercaba con miedo

transmutado paciencia

a recibir

sin dolor

la entrega


Coito interruptus

mis únicos dioses

son las personas

de quienes me enamoré

mi único capricho

es el desamparo

mi promesa

es la verdad

equilibrista del desahogo

escriba del desecho

puente de todo misterio

ausencia gelatinosa

de la estética

la vida es

una pequeña virgen

que no se anima

a transmitir su deseo

de ser corrompida

por todos los hombres


Una pose

una pose

de meditación obscura

es salir

volver a entrar

observar a la mujer

que se agacha

en el mingitorio

y no vomita

estrujar los dedos

dentro de la puerta

semi corrediza

hablar de política

con un sonajero

mientras se oye

una niña letrada

defendiendo la dinámica

del dinero

el fondo de la estantería

repleto de mugre

pero el tacho

con una sola botella

de cerveza

admirando el elástico

de los años

late el corazón

al formar creencia

se destruye

de un día

para el otro

si se pierde

la luz

la existencia del nombre

se comprueba

en la vida cotidiana

cuando el aliento

es despedido

como un huracán

y se percibe

con toda la furia

el peso

de lo estático


Y de pronto

y de pronto

◊◊◊◊el enorme temblor

◊◊◊◊◊◊◊◊◊de la palabra

acecha el incendio

de los

◊◊◊◊caídos

el esfuerzo

por desaparecer

detrás de la conquista

del

◊◊◊◊anonimato

constelaciones violadas

por pájaros nocturnos

supuran salvia

cactus de esperanzas

el ayer… y de pronto

◊◊◊◊¿qué?

una marea

◊◊◊◊ interrogando el espacio

un pétalo

bajando del castillo

de orejas perforadas

por la lágrima dulce

de la humanidad

y de pronto

◊◊◊◊¿qué?

Este poema forma parte de Días púrpuras

(Puntos suspensivos ediciones)


#VocesVioletas es un espacio semanal dedicado a compartir poesía escrita por mujeres de México y  Latinoamérica. 

Previo

La reconstrucción luego del #19s

Siguiente

Más de 50 muertos y 400 heridos en el tiroteo más letal en la historia de Estados Unidos