Denunció a Lozoya, persiguió a los Duarte y ahora lo despiden de la Fepade

Santiago Nieto fue hasta el día de hoy el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) pero fue despedido “por faltar al código de ética de la dependencia”. En la semana, Santiago Nieto declaró al diario Reforma que Emilio Lozoya, ex director de Pemex, se comunicó con él para pedirle que se evitara inculparlo en el desvío de recursos en la campaña del 2012 para el PRI. Luego de dicha revelación, Nieto fue despedido hoy viernes por orden de Alberto Elías Beristain, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales en la PGR.

La PGR argumenta lo siguiente en sus razones para remover del cargo a Santiago Nieto:

“La Procuraduría General de la República reitera su compromiso de vigilar que las actuaciones de los servidores públicos sean apegadas a la legalidad y ética institucional, así como a las disposiciones de la investigación del Sistema Procesal Penal Acusatorio, protegiendo en todo momento los derechos humanos de la sociedad en su conjunto”.

De acuerdo al reporte de Reforma, Nieto todavía tenía 13 meses pendientes en el cargo, siendo apenas elegido en febrero de 2015 con aprobación del Senado. El ex titular de la Fepade dijo al diario capitalino que Lozoya incluso en la carta que le envío, intentó que se evitaran las investigaciones en su contra poniendo como referencia su historia familiar:

“Me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciéndome quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió. Nunca entendí esta parte”, dijo Nieto.

Sin Embargo destaca que en la gestión de Nieto también se persiguió a polémico ex gobernadores del PRI:

Santiago Nieto había conseguido órdenes de aprehensión en contra de los ex gobernadores de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y de Chihuahua, César Duarte Jáquez, por el presunto desvío de recursos del erario público a campañas electorales.

Colofón: Pero antes…

_____

_____

Previo

Temblar por dentro

Siguiente

Inauguran exposición que revela la etapa del Che en el Congo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *