Científicos del MIT crean espectaculares micro-transformers

El pequeño robot de Miyashita y colaboradores, tuvo éxito donde otras máquinas han fallado; en la metamorfosis. Al desplegar varios cuerpos este robot en forma de cubo gana nuevas capacidades sobre la marcha. “El diseño de los exoesqueletos basados en la lógica del origami (según la descripción del propio Miyashita) que permiten a estos robots cambiar de forma es una muestra brillante de ingeniería”, dice Antoine Cully, un experto en robótica del Imperial College de Londres, que no participó en el estudio.

Como si fueran figuras creadas con origami o papiroflexia, ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en EE UU) han desarrollado exoesqueletos autoplegables, activados con calor, que ayudan a pequeños robots a cambiar de forma y adoptar nuevas funcionalidades. Así han logrado que un cubo magnético se transforme en un robot que camina y se dirija a una diminuta piscina para mudar su piel.


______

El estudio, que se publica esta semana en la revista Science Robotics, abre el camino a la fabricación de una nueva clase de robots más compactos, personalizables y multifuncionales. Estas máquinas que cambian su estructura y función bajo demanda ofrecen la flexibilidad mecánica requerida en campos como la construcción en aguas profundas o el espacio, procedimientos médicos y operaciones de búsqueda y rescate.

Con información de Science News y Agencis SINC | Selección, edición y notas del Colectivo Alterius.

Previo

Nobel de Medicina para quienes descifraron nuestro reloj biológico

Siguiente

Más censura en la radio mexicana: El caso Leonardo Curzio