Tertulias Científicas: El género más allá del determinismo biológico

Se podría decir que la base de la investigación científica y del avance tecnológico actual es encontrar los eventos más probables y apostar todas nuestras fichas a esos eventos. Pero resulta que hay cosas improbables que de todas formas ocurren, de hecho los grandes problemas de la Ciencia son producto de estas cosas; el origen del Universo, el paso de lo inerte a lo vivo y la emergencia de la conciencia.

Resulta que todas y todos los que estamos aquí somos un producto sumamente improbable, sobre todo si vamos sumando los escenarios por los cuales no deberíamos estar aquí: unos pocos kilómetros más cerca o más lejos de nuestro Sol, variaciones en el diámetro o la trayectoria del meteorito que impactó en la península de Yucatán, un movimiento inesperado en las placas que unían nuestros actuales continentes o cualquier otra variación aparentemente insignificante pudo impedir la trama evolutiva o conducirla hacia organismos muy distintos a los que vemos actualmente. Eso por supuesto habría condicionado también nuestra propia existencia.

Además consideren la suma de eventos que terminaron por traerles a este preciso instante: En algún momento de su historia personal estuvieron fragmentados o fragmentadas en forma de gametos ubicados en otros dos Homo sapiens. Nuestra madre y nuestro padre se unieron para gestarnos y desde ese momento hasta el presente hemos cooperado para sobrevivir. Si la selección natural otorgara premios por resistencia a la entropía, definitivamente las y los Homo sapiens que (sobre)vivimos en México tendríamos un destacado lugar; no sólo hemos soportado eventos naturales como los recientes, también hemos superado las consecuencias catastróficas de la infinita ineptitud y corrupción de la clase política nacional.

Estos encuentros que hemos llamado “Tertulias Científicas” tienen por objeto reflexionar sobre la suma de condiciones que nos hacen ser lo que creemos ser (o lo que quieren que seamos) y para identificar los problemas comunes que debemos resolver para ser finalmente lo que somos. Para lograrlo abordaremos temas variados, desde investigaciones novedosas en diversas Ciencias. Nos centraremos en dos de los tres problemas antes descritos; los orígenes y la evolución de la vida y el apasionante problema mente-cerebro, y como es que ambos temas impactan en nuestra vida cotidiana.

En la primer sesión de estas Tertulias, emprendimos un viaje magnífico para entender cómo evolucionamos, superando falacias comunes en el imaginario colectivo (como nuestra descendencia directa del chimpancé) y vimos que una vez formado el andamiaje biológico que constituye al Homo sapiens, cosas tan irrelevantes como el consumo de un cierto de tipo de alimento pudo desencadenar procesos fundamentales para terminar de constituirnos como lo que somos en la actualidad. Aprendimos un poco sobre Inteligencia Artificial, un tema que debemos revisar en colectividad antes de que los peligros subyacentes en su desarrollo nos lleven literalmente a escenarios apocalípticos, y nos sorprendimos con la importancia neurológica de practicar la danza y tocar un instrumento.

Estas ingenieras palestinas están levantando a Gaza de las ruinas

En la siguiente sesión, revisaremos la siempre polémica información sobre las diferencias biológicas entre hombres y mujeres (sobre la base de entender la diferenciación genética y neurológica de los sexos y superar los prejuicios de género).

Descubren diferencias en 6500 genes entre mujeres y hombres

Rescataremos a las grandes científicas de la historia (una de tantas cosas que hay que hacer para desnudar el carácter machista de la comunidad científica), haremos una revisión crítica de la ciencia hegemónica y seguiremos trazando la ruta de una ciencia libre, abierta y comunitaria.

Ciencia y género: El duro camino de las mujeres investigadoras

Es importante señalar que el Proyecto Alterius, desde el que se plantea esta propuesta de divulgación científica en el espacio público, no sólo se limita a la difusión de información, sino que desarrolla proyectos de investigación científica y desarrollo tecnológico en los que cualquier persona interesada, sin importar su nivel educativo, puede involucrarse.

¡La cita es el próximo jueves 12 de Octubre a las 18:00 horas en el “Café Cultural Semillero de Copil” ubicado en División del Norte #2642, frente a la Alberca Olímpica de la CDMX!

Previo

Investigadores cuestionan el impacto de las fábulas en el aprendizaje

Siguiente

Black Canvas Festival de Cine Contemporáneo, una nueva opción para los cinéfilos