“Nuestra tarea es saber si corre riesgo la vida de las personas en sus viviendas”

“Nuestra tarea es saber si corre riesgo la vida de las personas en sus viviendas”: estudiantes y maestros  de la Facultad de Arquitectura de la UNAM

“Se registraron 7 mil solicitudes de apoyo para la verificación de inmuebles en la Ciudad de México, y al oriente de la ciudad nos llegó una solicitud para revisar 8 mil más” explica la Doctora en Urbanismo Pamela Castro, quien es coordinadora de la carrera en Urbanismo de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ante la emergencia es la encargada de el mapeo de la georreferenciación de las solicitudes de apoyo.

Convocados por la emergencia nacional suscitada por el sismo del 19 de septiembre y por las lamentables pérdidas de vidas, las facultades de Arquitectura e Ingeniería de la UNAM y  el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) convocaron a alumnos, maestros y egresados a capacitarse para realizar un diagnóstico de la ciudad.

Facultad de Arquitectura | Foto: Jaime Quintana Guerrero
Facultad de Arquitectura | Foto: Jaime Quintana Guerrero

“Estamos procesando evaluaciones rápidas de fallas estructurales. Hasta el momento (23 de septiembre) son doscientos inmuebles con este tipo de fallas y que tiene concluido el procedimiento. Estamos utilizamos el mismo formato con la CENAPRED, capacitamos conjuntamente  y en los próximos días daremos  a conocer algunos resultados”, informa Pamela Castro.

El objetivo es saber si los inmuebles pueden ser habitados o no
Cientos de jóvenes en fila, en la explanada de la Facultad de Arquitectura, esperan escuchar su nombre para ir a inspeccionar edificios. Mientras tanto en un salón en la parte superior de un edificio de la misma escuela, más de cincuenta estudiantes organizados por delegaciones, trabajan en georreferenciar los inmuebles dañados y obtener datos de sobre la frecuencia y la magnitud de las zonas donde  se presentó con mayor destrucción este sismo.

Michelle Meza Paredes, coordinadora de la Licenciatura en Arquitectura de Paisaje de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con megáfono en mano organiza estas brigadas. Su objetivo es explica, “en primer lugar saber si los inmuebles puedes ser habitados o no”.

Facultad de Arquitectura. Foto: Jaime Quintana Guerrero
Estadio Universitario. Foto: Moises Quintana Guerrero

Las brigadas son capacitados  y enviadas  a verificar inmuebles, “conformadas por un profesional  ya titulado con cedula, acompaña a estudiantes de diferentes formaciones, ingenieros, arquitectos, a las colonias donde se encuentran estas casas dañada, todos llevas sus credenciales. Los geógrafos y urbanistas realizando la georreferenciación de los sitios que han sido reportados, primeramente  a través del portal de la Facultad de Arquitectura donde se pide que se requieren un revisión”, explica Michelle Meza.

“También se organizaron las reuniones de brigadas de gabinete, que estudian información de daños y llenan estos  sistemas de información geográfica,  otros son los que están llamando por teléfono para terminar de  completar los formatos que no se llenaron de los cuales falta comprobar algún dato”, añade la urbanista Pamela Castro.

El método es muy sencillo explican, “lo  primero es hacer un llenado completo en un formato que está en línea en la página de la Facultad de Arquitectura, después que se procesan por delegación y colonias, se elaboran bloques de zonas que tienen varios inmuebles o casas que son afectados y se visitan. Se han realizado estas etapas de manera emergente, no teníamos un protocolo de este desastre, lo hemos ido armando en la marcha”.

Las arquitectas exponen que es importante llenar la solicitud, se necesita que las personas que están realizando el reporte proporcionen sus datos exactos y direcciones completas.

Estadio Universitario. Foto: Moises Quintana Guerrero

Una vez que se detectan estos inmuebles, explica Meza Paredes “al brigadista responsable se les asigna cinco o diez inmuebles para que asistan  a los sitios, en campo ellos hacen una retroalimentación de esta información junto con los datos que nos dio CENAPRED para poder hacer una mejor  valoración, si se detecta un edificio que tienen daños mayores se canalizan con un director de obra, el cual hace un dictamen oficial,  en esta etapa estamos hasta el momento”.

Si se detecta un edificio que tienen daños mayores se canalizan con un director de obra

Si existe una falla, o alguna cuestión inquietante se hace el aviso a la Faculta de Arquitectura para que asista un director responsable de obra que también forman parte del personal de la facultad,  y  así se determina si tienen que ser  atendidos con prioridad para no poner en riesgo la vida de las personas que las están habitando estos predios. “Es un inventario de los daños y su magnitud. Los derrumbes no los estamos tratando, para esta emergencia inmediata son las brigadas de rescatistas”.

Estadio Universitario. Foto: Moises Quintana Guerrero

“Con la georreferenciación  se empiezan a saber ciertas coincidencias, podemos hablar de tendencias, estamos tratando de hacer contrastes con el sismo de  1985, estamos coordinados con el Instituto de Ingeniería, de Geografía, intercambiamos información. Nosotros tenemos datos de lo que pasa en las infraestructuras y estructuras, pero en estudio del suelos, eso va ser una fase posterior”, añade la doctora Castro.

Previo

La esperanza sabe a esta ciudad

Siguiente

Corrupción, tráfico de influencias y verdades a medias: Negligencias que costaron vidas en el #19s