Identifican 27 categorías emocionales interconectadas

Un nuevo estudio de la Universidad de California, Berkeley, desafía una suposición antigua en la psicología de que la mayoría de las emociones humanas caen dentro de las categorías universales de felicidad, tristeza, ira, sorpresa, miedo y disgusto.

Utilizando nuevos modelos estadísticos para analizar las respuestas de más de 800 hombres y mujeres a más de 2.000 videoclips emocionalmente evocadores, los investigadores de UC Berkeley identificaron 27 categorías distintas de emoción y crearon un mapa interactivo multidimensional para mostrar cómo están conectados.

“Hemos encontrado que 27 dimensiones distintas, no seis, eran necesarias para dar cuenta de la manera en que cientos de personas describían sentimientos en respuesta a cada video”, dijo el autor principal del estudio Dacher Keltner, un profesor de psicología de la UC Berkeley y experto en la ciencia de las emociones. Además, en contraste con la noción de que cada estado emocional es una isla, el estudio encontró que “hay gradientes suaves de emoción entre, digamos, temor y paz, horror y tristeza o diversión y adoración”, dijo Keltner.

“No tenemos grupos finitos de emociones en el mapa porque todo está interconectado”, dijo Alan Cowen, estudiante de doctorado en neurociencia en la UC Berkeley. “Las experiencias emocionales son mucho más ricas y matizadas de lo que se pensaba.”

“Nuestra esperanza es que nuestros hallazgos ayuden a otros científicos e ingenieros a capturar más precisamente los estados emocionales que subyacen a los estados de ánimo, la actividad cerebral y las señales expresivas, llevando a mejores tratamientos psiquiátricos, una comprensión de la base cerebral de las emociones y la creación de tecnología sensible a nuestras necesidades emocionales”, agregó.

Los temas de los 2.185 clips de vídeo recopilados (de varias fuentes en línea) para el estudio incluyeron nacimientos y bebés, bodas y propuestas, muerte y sufrimiento, arañas y serpientes, golpes físicos y acrobacias arriesgadas, actos sexuales, desastres naturales, naturaleza maravillosa y apretones de manos incómodos.

Para el estudio, un grupo demográficamente diverso de 853 hombres y mujeres miro videos destinados a evocar una amplia gama de emociones | Crédito: Universidad de California – Berkeley

Tres grupos de participantes del estudio observaron secuencias de videos y, después de ver cada clip, completaron un reporte. El primer grupo informó libremente sus respuestas emocionales a cada uno de los 30 videoclips. “Sus respuestas reflejaron una serie rica y matizada de estados emocionales, que van desde la nostalgia hasta el sentimiento de “asco profundo”, dijo Cowen.

El segundo grupo clasificó cada video de acuerdo a la intensidad en sentimientos tales como admiración, adoración, aprecio estético, diversión, ira, ansiedad, temor, incomodidad, aburrimiento, calma, confusión, desprecio, antojo, decepción, envidia, emoción, miedo, culpa, horror, interés, alegría, nostalgia, orgullo, alivio, romance, tristeza, satisfacción, deseo sexual, sorpresa, simpatía y triunfo; aquí, los experimentadores encontraron que los participantes convergieron en respuestas similares, con más de la mitad de los espectadores informando la misma categoría de emoción para cada video.

La cohorte final clasificó sus respuestas emocionales en una escala de 1 a 9 para una docena de videos, basados en las siguientes dicotomías; positivas versus negativas, emoción versus tranquilidad y dominio versus sumisión. Los investigadores fueron capaces de predecir cómo los participantes marcarían los videos basándose en la evaluación de los participantes de los grupos anteriores.

En general, los resultados mostraron que los participantes en el estudio generalmente compartían la misma o cuando menos una similar respuesta emocional a cada uno de los videos, proporcionando una gran cantidad de datos que permitían a los investigadores identificar 27 categorías distintas de emoción.

A través de técnicas de modelado y visualización estadística, los investigadores organizaron las respuestas emocionales a cada video en un atlas semántico de emociones humanas. En el mapa, cada una de las 27 categorías distintas de emoción corresponde a un color particular. “Queríamos arrojar luz sobre la paleta de emociones que colorean nuestro mundo interior”, finalizó Cowen.

Previo

Así se frenó el pase automático del #FiscalCarnal

Siguiente

11 minutos de meditación ayudan a controlar la adicción al alcohol