Consejeros del INE rechazan reducciones en gastos y salarios en apoyo a damnificados

El día de ayer, durante la celebración de la sesión ordinaria del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, los Consejeros Electorales rechazaron aprobar dos proyectos de Acuerdo por los que -a petición del Dr. José Roberto Ruiz Saldaña- se planteaban aprobar, por un lado, modificaciones al anteproyecto de Presupuesto del Instituto para 2018, a fin de recortar $43,650,768 pesos, y remitirlo, en alcance, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión; y, por otro establecer una ruta de acciones a realizar en beneficio del personal del mismo Instituto, ambos con motivo de los sismos registrados los días 7 y 19 de septiembre de 2017, en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Ciudad de México, Guerrero y Estado de México.

En ese sentido, se proponía suprimir o modificar -según fuere el caso-, diversos proyectos cuya inversión no resultara necesaria, o que se pudieran postergar, y de los que el Instituto pudiera prescindir o modificar, a fin de contribuir restando presión a las finanzas públicas en estos momentos de emergencia nacional:

ProyectoGasto PresupuestadoPropuesta de ReducciónAhorro
Evaluación de Imagen Institucional, de la Coordinación Nacional de Comunicación Social$3,234,251$3,234,251$3,234,251
Fortalecimiento de la cultura cívica de niñas, niños y adolescentes, de la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica$33,562,434$33,562,434$33,562,434
Formación y especialización de los sujetos obligados y del personal de la UTF en materias vinculadas a la fiscalización, de la Unidad Técnica de Fiscalización$9,854,083$5,000,000$4,854,083
Combustibles, lubricantes y aditivos para vehículos terrestres, aéreos, marítimos, lacustres y fluviales destinados a servicios públicos, administrativos y la operación de programas públicos$66,626,034$64,626,034$2,000,000
Ahorro Total:$43,650,768

Respecto de esta propuesta, el Consejero Electoral José Roberto Ruiz Saldaña indicó -durante la discusión del punto- que dicho proyecto tenía “como propósito contribuir a restar presión en la conformación del próximo Presupuesto 2018 en nuestro país”, pues “los enormes requerimientos de recursos con motivo de los pasados sismos de los días 7 y 19 de septiembre ya están obligando al Estado Mexicano a repensar el gasto para el próximo año.

En ese sentido señaló que “en el Instituto Nacional Electoral, no podemos ser omisos sobre la necesidad de recursos para la reconstrucción, el Instituto Nacional Electoral no debe esperar a que otras instituciones contribuyan y dejar de hacer su propio esfuerzo.” “El reto que nos imponen las circunstancias es, en suma, contribuir desde todos los márgenes posibles en la liberación de recursos para que se destinen a quienes hoy lo necesitan.”

Por ello solicitó, entre otras cosas, que se reconsiderara “lo programado al pago de gasolina, con una reducción de 2 millones de pesos, de modo que se elimine su pago a las Consejeras y Consejeros Electorales y se realicen los ajustes necesarios a quienes utilizan ese combustible, sin comprometer, por supuesto, las labores sustanciales del Instituto, así como una reducción en lo contemplado para capacitación en materia de fiscalización, por un monto mayor a 4 millones de pesos.

Como respuesta, el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova argumentó que “ambas propuestas […] del Consejero Electoral José Roberto Ruiz Saldaña [que] versan sobre aspectos administrativos, […] [debían] ser atendidas, en primera instancia, por la Junta General Ejecutiva conforme a lo establecido en el artículo 40, incisos j) y m) del Reglamento Interior del Instituto Nacional Electoral.

Por ello, “dado que los Proyectos de Acuerdo no tomaron en consideración la ruta jurídica procedente, es que les propongo a ustedes turnar las propuestas del Consejero Electoral José Roberto Ruiz Saldaña a la Junta General Ejecutiva, para que dicho órgano decida lo conducente y se cumpla la normatividad vigente de este Instituto.

Consecuentemente, el Consejero Electoral José Roberto Ruiz Saldaña apuntó que “era de preverse esta respuesta o propuesta de usted, que seguramente será acompañada de forma amplia.” Por lo que dijo, quería “señalar que estamos, como lo dice en los propios Acuerdos o Proyectos de Acuerdo, en situaciones extraordinarias, me parece que de hecho no existe una ruta jurídica expresa en la normatividad, de modo que lo que ahora he propuesto es precisamente atender a la naturaleza de las circunstancias en las que estamos, será la opinión pública la que por supuesto dirá la última palabra.

Posteriormente, el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova comunicó que “la ruta a seguir para […] el reintegro de la meta que se propuso en febrero pasado de 115 millones de pesos, producto de la aplicación de las medidas de austeridad que se ha venido haciendo desde entonces a la fecha, para atender la situación de emergencia, pero eso, en su momento, lo plantearía un poco siguiendo la ruta […]” de lo que algunos integrantes de la mesa del Consejo General del Instituto manifestaron.

Finalmente, la propuesta del Consejero Electoral José Roberto Ruiz Saldaña fue aplazada, y en su lugar, aprobada la del Consejero Presidente, Lorenzo Córdova, en el sentido de turnar el proyecto de Acuerdo a la Junta General Ejecutiva, por 10 votos a favor, y 1 voto en contra.

Asimismo, el Consejero Electoral José Roberto Ruiz Saldaña proponía que, y derivado del “conocimiento preliminar que, con motivo de los sismos mencionados, diversos trabajadores y trabajadoras del Instituto Nacional Electoral, han sufrido afectaciones patrimoniales consistentes en derrumbes, daños estructurales en sus viviendas, y pérdida de las mismas en algunos casos”, una serie de acciones para hacer frente a las necesidades:


Por ello se propuso una reducción salarial temporal, en lo que respecta a ciertos trabajadores del Instituto, para atender las necesidades de trabajadores y trabajadoras afectados por el sismo, en los siguientes términos:

  • 5% a Consejeros Electorales y Secretario Ejecutivo;
  • 2.5%  a la Junta General Ejecutiva del Instituto; y,
  • 1% a mandos medios y personal con una remuneración mensual superior a $50,000 netos.

La reducción serviría para suministrar recursos a un fondo que sea directamente aplicado a la satisfacción de las necesidades.

Lo anterior, señaló el Consejero Electoral Ruiz Saldaña, pues aunque “ha habido en el Instituto Nacional Electoral un esfuerzo espontáneo, valioso, encomiable por apoyarles, particularmente creo impulsado por nuestro Delegado en Oaxaca, la dimensión del problema nos obliga a actuar más integralmente”, por lo que “se requiere institucionalizar temporalmente ese apoyo.

Ante ello indicó que “en esencia, mediante el Proyecto que presento y que ya sabemos el destino que tendrá, por cierto, propongo que quienes ganamos más en esta institución solo por un tiempo necesario para lograr el monto que se requiere para reponer esas pérdidas, aportemos en distintos porcentajes mediante deducciones salariales”.

Añadió que no deseaba “invocar las razones morales para actuar en apoyo de las compañeras y compañeros, quienes logrando un patrimonio inmobiliario tras muchos años de esfuerzo lo perdieron todo o casi todo; me limito a señalar que me parece evidente la necesidad de apoyarlos internamente.

Es probable que después se quiera decir que los apoyos a los afectados y afectadas del propio Instituto Nacional Electoral han ido fluyendo y que todavía se tomarán otras medidas institucionales para seguir apoyándoles. Sin embargo, estoy convencido que el conjunto de esfuerzos voluntarios y ciertas determinaciones administrativas que pudieran concretarse resultarán insuficientes para resolver el problema en su integridad e incluso se podría decir que ya se cuenta con un censo sobre las y los afectados, y el tipo de daños que sufrieron en las viviendas de su propiedad, pero el diagnóstico del problema no significa que se esté por sí mismo en la ruta de la solución del problema.

Desde el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, con la aprobación de este Proyecto de Acuerdo, hoy se hubiera podido mandar no solo un mensaje de solidaridad interna, sino un mensaje de responsabilidad institucional: de los y las afectadas con mayores daños materiales el Instituto Nacional Electoral se habría hecho cargo.

Posteriormente, el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova intervino, a fin de señalar que “en la página “Somos Instituto Nacional Electoral” se ha establecido una ruta […] [y] se ha creado […] la cuenta BBVA Bancomer a nombre del Instituto Nacional Electoral, […] precisamente para que quienes de los compañeros del Instituto Nacional Electoral desee solidarizarse con aquellos otros compañeros miembros del Instituto que han tenido alguna pérdida”.

Así que está para todos aquellos que deseen solidarizarse con nuestro personal, está esta ruta, que insisto, se ha construido por parte de la Dirección Ejecutiva de Administración con el acompañamiento de la Contraloría General para tal efecto. Sin embargo, creo que dado que este es un punto que trae además eventualmente consigo la eventual afectación del patrimonio de los colegas, por no hablar de un tema de derechos, tiene que ser votado en este momento.

Lo anterior llevó al Doctor José Roberto Ruiz Saldaña a responder que “a principios de año, esta lógica de que “la solidaridad nace, no se impone” no fue precisamente la lógica a la que acudimos quienes suscribimos o incluso quienes integrando la Junta General Ejecutiva solicitaron a varios de nosotros, y precisamente la Junta General Ejecutiva, que firmaran un Acuerdo en el que sabemos no todos estaban de acuerdo. Entonces, creo que ahí hay una contradicción y es lamentable que se formule la misma.

Finalmente, Lorenzo Córdova exhortó “a los compañeros a que eso que ha sido algo característico del compañerismo, de la corresponsabilidad con nosotros mismos siga existiendo.” “Creo en ese sentido que un exhorto, y lo reitero para solidarizarnos en ese sentido un exhorto, y lo reitero para solidarizarnos no solamente con nuestros compañeros, sino también como nuestros compañeros lo han hecho con la sociedad y se ha visto expresado en las tareas de respaldo, de acopio de víveres, de participación en brigadas en las semanas pasadas, es algo que sobre mencionar y que, por supuesto, generosamente nace espontáneamente entre nosotros y no creo que haya necesidad de imponerse.

La propuesta fue rechazada por 10 votos en contra, y 1 a favor.

Previo

Inauguran 'Teotihuacan: City of Water, City of Fire' en el Museo de Young de San Francisco

Siguiente

Reabren tres museos del INBA