Así se equivocó la UNAM en los resultados de su examen de admisión

El pasado 5 de agosto miles de jóvenes recibieron una sorprendente noticia, los ansiados resultados de ingreso al Sistema de Educación Media Superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) llegaron, pero no era lo que esperaban.

En el examen con 128 aciertos máximos posibles obtuvieron solo entre 30 y 50. De inmediato notaron que no eran un caso aislado. Miles de jóvenes que no solo habían egresado con un promedio destacado de la secundaria y habían dedicado meses a prepararse para la prueba obtuvieron el mismo resultado. ¿Cómo era posible?. Un ejemplo del error fueron las pruebas aplicadas en el Centro Cultural Anáhuac, donde la mayoría de aspirantes obtuvo un promedio de 47 aciertos.

Inmediatamente los y las estudiantes acudieron en compañía de padres y madres a manifestarse en los módulos de atención de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) en rechazo a los resultados que consideraron como un “fraude”. Ante los reclamos la Comipems aseguró que no era un error generalizado, sin embargo aceptó a indagar en el caso.

Las movilizaciones llegaron hasta la comisiones Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por tratarse de violaciones al su derecho a estudiar y por la posible intervención de funcionarios públicos en los extraños resultados.

Los y las aspirantes tenían razón. A través de un comunicado la UNAM informó que por un desfase en los exámenes de 11 mil 51 aspirantes, no fueron asignados a ningún plantel de sus bachilleratos. Por lo anterior se realizará una corrección y habrá nuevos resultados donde algunos de los no admitidos podrán tener un lugar. La Universidad aclaró que los estudiantes ya aceptados no tienen de que preocuparse, los 33 mil 218 ya aceptados tienen su lugar asegurado. En este comunicado la institución extendió una disculpa pública “a la sociedad mexicana, a la comunidad universitaria y particularmente a los aspirantes y sus familiares que sufrieron una afectación por esta lamentable situación”.

Los nuevos resultados serán publicados “a la brevedad”  y bajo la certificación de un notario público y de los órganos de auditoría. Aquellos aspirantes que hubieran alcanzado el puntaje requerido para ingresar a uno de los planteles bachillerato, serán asignados a algún plantel.

En esta convocatoria participaron 179 mil 851 aspirantes, de ser aceptados los 11 mil 51 casos que la UNAM reconoció, el porcentaje de aceptación apenas alcanzaría el 25%.

Previo

Comienza la liga de futbol femenil: bajos salarios aunque asistan miles al estadio

Siguiente

El Educador Popular para transformar la educación desde abajo