Títeres macabros interpretarán “Fausto, un cuento del demonio”

Llega al Centro Cultural del Bosque la puesta en escena “Fausto, un cuento del demonio”; versión con títeres de la obra original de Goethe, que se presentará del 21 de agosto al 12 de septiembre en el Teatro El Granero, Xavier Rojas, con funciones los lunes y martes a las 20 h.

Esta versión, compuesta para un solo actor con títeres, narra la creación del diablo Mefistófeles para recordar al hombre sus debilidades, deseos y provocaciones; donde el inconformismo humano puede llevarlo a vender su propia alma.

El personaje de Mefistófeles es interpretado por Emmanuel Márquez, quien mediante un discurso cómico sobre esta tragedia, maneja los hilos de todos los personajes de la historia. Desde su perspectiva se cuenta esta versión de Fausto y su ambición por rejuvenecer.


______

Mefistófeles se interrelaciona con los personajes, pero al mismo tiempo crea el hálito de vida de cada uno de ellos. Así, metafóricamente, el diablo se convierte en el alma de cada humano de este cuento. Un cuento del demonio, perverso, desquiciante e hilarante.

Iván Olivares, director del montaje, compartió en entrevista para el INBA que “la puesta en escena crea un espacio en el que se transita por todos los escenarios que plantea el original de Goethe. Un dispositivo escénico con pocos elementos escenográficos permite que los espectadores completen en su imaginación cada uno de los escenarios propuestos en la obra goethiana”

Respecto a la temática del montaje el director comentó: “Como compañía nos entusiasma trabajar temas que inviten a la reflexión. La obra está dirigida principalmente a un público de niños y adolescentes, con el objetivo de hablar de frente tópicos que podrán parecer innombrables, pero que son parte de la cotidianidad de todos, sin importar edades”.

“Esperamos que los espectadores se diviertan conociendo una importante obra de la historia de la literatura, que la sientan cercana a su realidad y que, sobre todo, se permitan jugar con la imaginación, divertirse y reír, pues el teatro pretende esto, entretener mientras nos deleitamos con una historia”, finalizó el director.

Previo

La insensibilidad de Ruiz Esparza: Busca "camino sencillo" con deudos del socavón

Siguiente

Radio Educación se va a FM en la CDMX