¿Qué provocó el socavón del Paso Exprés?

El pasado 12 de julio en el kilómetro 93+800 del Paso Exprés con dirección a Acapulco, en la zona conurbada de Cuernavaca, un socavón de 12 metros provocó la muerte de dos personas: Juan Mena López y su hijo, Juan Mena Romero.

Además de la deficiente actuación de las autoridades para llevar a cabo el rescate, el socavón fue un percance que nunca debió suceder. Aunque inicialmente se culpó a las “inusuales” lluvias del accidente, fue necesario convocar a un grupo de expertos independientes para encontrar a las entidades responsables de esta tragedia. El resultado no fue una sorpresa. Los expertos señalaron que el socavón fue resultado de una cadena de errores, comenzando por un mal diseño del paso, a lo que se sumó la falta de supervición de las autoridades pertinentes y el cambio de tuberías.

Humberto Marengo Mogollón, perito en Ingeniería Hidráulica precisó el día de hoy en conferencia de prensa varios puntos importantes:

  1. Era evidente que existía un problema de aguas abajo de la alcantarilla que afectaba los muros, erosionando el material y que se intensificaba con las lluvias.
  2. En el diseño tendría que haberse contemplado que el relleno del paso debería de soportar la posible inestabilidad del muro por lluvias.
  3. Para revertir los daños que ya habían sido ocasionados se propuso la colocación de concreto fluido en el área de la salida de la alcantarilla. A pesar de ser una roca firme, la erosión que había ocurrido alrededor del tubo, hizo que se socavara y el tubo perdió piso, lo mismo sucedió con el relleno del concreto fluido, que cayó entonces sobre la alcantarilla. Se presentaron erosiones importantes, por lo que fue propuesta la colocación de un relleno de laminado concreto fluido.
  4. Al presentarse la precipitación del 12 de julio, el material férreo del terraplén alrededor del socavón, perdió resistencia y fluyó en forma instantánea en gran cantidad, provocando la falla súbita y el colapso del mismo.

Conclusión: El cambio oportuno de la alcantarilla hubiera evitado el socavón. En palabras de Marengo: “No estaríamos aquí si en un momento dado se hubiera revisado la alcantarilla y se hubiera tomado la decisión de cambiarla, esa fue la causa raíz, se conservó una alcantarilla dañada, que tenía problemas, y se sumó la acumulación de la basura”.

Previo

Venezuela: los símbolos de “La Resistencia”

Siguiente

La muestra "Picasso y Rivera" extenderá su horario de visitas