Murió el “Negro Matapacos”, el perro que acompañó la lucha por la educación en Chile

Este es el Negro Matapacos, desde 2011 este perro acompañó las marchas estudiantiles de universitarios y secundarios para exigir la gratuidad de la educación en Chile.

Estas marchas, convocadas en su mayoría en Santiago por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), resultaban a menudo reprimidas por los pacos, como se le conoce coloquialmente a los policías en Chile.

El Negro acompañó muchas de estas manifestaciones ganándose el cariño de los estudiantes y dándose a conocer en todo el mundo por su valentía al enfrentar a la policía. Su dueña, la Señora María, relataba que los días en que las manifestaciones pasaban cerca de su hogar el perro se desesperaba y ansioso salía a acompañar la ola de estudiantes que recorría la ciudad con cánticos y consignas por la educación.

Este 26 de agosto, Matapacos murió a causa de complicaciones de su estado de salud, tras un desgaste natural por su avanzada edad. Según se informó en el grupo de facebook dedicado a recaudar fondos para su cuidado.

“Si bien estaba recibiendo tratamiento paliativo para el dolor (tenía osteoartritis en columna vertebral, artrosis en rodillas e inestabilidad lumbo-sacra o cauda equina, este era el mayor daño) a menudo se encontraba desorientado y decaído.
Tuvo un ligero repunte en las últimas semanas donde volvió por corto tiempo a ser un poco como el Negro que todos conocían. La señora María lo cuidó y regaloneó en todo este período, dormía en una habitación que era suya y sólo salía a la calle para pasear junto a ella. Tanto la señora María como quienes estuvimos involucrados en sus cuidados directa o indirectamente en este último tiempo sabíamos que su estado se iría deteriorando y que existía la posibilidad de tener que enfrentarnos a la decisión de ayudarlo a partir para evitar prolongar una mala calidad de vida, con el dolor que se iba acrecentando sumado a lo complejo que podía ser manejarlo (no permitía que se le acercara cualquiera). Su estado empeoró progresivamente en los últimos días y hoy fue llevado de urgencia por la mañana ya que comenzó a convulsionar y no salió de ese estado, por lo que finalmente se tomó la decisión, en conjunto con veterinaria y señora María, de dormirlo para que pudiera descansar.
Negro fue un perro muy particular, tuvo una vida llena de aventuras y se ganó el respeto y cariño de mucha gente. En sus últimos días recibió todo el cuidado y cariño que merecía, se agradece a todos quienes lo ayudaron, a los voluntarios y a su veterinario “de cabecera”, por acompañarlo y estar pendiente de él todo este tiempo.

Previamente teníamos planeado lanzar esta semana una rifa (ya habían ofrecido muchos premios) para costear los gastos que tenía pendientes; en este momento quedaron deudas de exámenes, tratamientos y veterinarios. No tenemos claro aún si la haremos de todas maneras para que la señora María no quede con esa carga.

Muchas gracias nuevamente a todos quienes se han interesado por él, a quienes donaron su tiempo, recursos, premios, etc. y a los distintos veterinarios que fueron parte de esta etapa final.”, dice el mensaje.

Previo

“Como todos, formo parte de una casta suicida”: Alejandro Tarrab

Siguiente

Bailar puede revertir los signos de la vejez en el cerebro