Luis de Tavira regresa a la actuación en la obra “La última sesión de Freud”

Un intenso debate sobre la existencia de Dios es el drama central de la obra teatral “La última sesión de Freud”. Protagonizada por Luis de Tavira y Álvaro Guerrero, inició temporada este viernes 4 de agosto en el Teatro López Tarso, Centro Cultural San Ángel, donde se presentará hasta el 24 de septiembre.  Las funciones se realizan los viernes a las 21 hr, sábados 18 y 20:30 hr y domingos en punto de las 18 hr.

Serán sólo ocho semanas de esta puesta en escena, de Ortiz de Pinedo Producciones, que marca el regreso a los escenarios como actor de Luis de Tavira, luego de casi 50 años dedicados a la dirección teatral. El montaje se realiza bajo la dirección de José Caballero.

“La última sesión de Freud” desarrolla un debate imaginario entre el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud y el famoso escritor y filósofo C. S. Lewis. Este diálogo se realiza en un momento crucial, justo cuando estalla la Segunda Guerra Mundial.

Un ataque personal que Lewis hizo al psicoanalista en su libro “El regreso del peregrino”, desencadena el encuentro de los personajes en esta obra escrita por el dramaturgo Mark St. Germain. De tal manera, un creyente y un no creyente hablan sobre la existencia de Dios, que para Freud es una “patética neurosis obsesiva”.

Lewis, por su parte, luego de ser totalmente agnóstico, comienza a creer en Dios. Por lo cual es invitado por Freud, quien trata de entender cómo alguien con su capacidad intelectual “de pronto abraza una mentira tan insidiosa”.

En medio de este debate, aderezado en todo momento con altas dosis de humor, los protagonistas abordan también cuestiones cruciales como la guerra, la relación de cada uno con sus padres, la vida, la muerte, el suicidio, así como temas de sexualidad.

Esta puesta en escena, una nueva versión de la obra de St. Germain, cuenta con el diseño de escenografía e iluminación de Alejandro Luna quien se dio a la tarea de recrear el estudio de Freud en Londres, con mobiliario de época, estatuillas antiguas, incluyendo el infaltable diván que, en la obra juega un papel fundamental pues es objeto de algunas bromas.

Previo

Ciencia Comunitaria: Tú puedes salvar al Ajolote de su extinción

Siguiente

La exposición "El mundo del arte rupestre" reúne las huellas milenarias del ser humano