Inauguran “Mayas, el lenguaje de la belleza”, en el Museo Nacional de Antropología

Los simbolismos en torno al cuerpo, la naturaleza, los ciclos de la tierra y las deidades que gobiernan los diversos niveles del cosmos, son presentados, a través de 333 piezas que conforman la magna exposición “Mayas, el lenguaje de la belleza”. Inaugurada la noche del jueves 3 de agosto en el Museo Nacional de Antropología, y que estará en exhibición hasta el mes de noviembre.

En esta exposición se presenten piezas nunca antes exhibidas de nuestro patrimonio a través del Programa de Exposiciones Artísticas y Arqueológicas, iniciativa que refrenda el compromiso del Gobierno de la República de mostrar la riqueza cultural de México en el mundo y acercar al público de nuestro país con el legado de las civilizaciones que la integran.

Compuesta por acervos de los cinco estados que han tenido presencia de la cultura maya, la muestra fue realizada por antropólogos, historiadores y arqueólogos del INAH, los cuales nos invita a entrar a la enigmática visión del mundo maya, así como a la riqueza de una cultura originaria que está en el corazón de nuestra identidad, además de que permanece viva y en constante desarrollo.

La sexualidad, el desarrollo estético, y la reflexión en los pueblos antiguos es uno de los principales ejes de esta muestra, misma que se ocupa de la corporeidad de las deidades y los significados de ese mismo elemento: el cuerpo.

Los cuerpos nos asemejan y nos distinguen, por eso el universo de los mayas es complejo porque abajo muestra el inframundo y al mismo tiempo nos dice que es el lugar donde nacen las semillas. Sus divinidades duales nos muestran lados contrastantes. Esta exposición es sin duda una de las más originales que se hayan organizado en torno al México antiguo.

El público  podrá encontrarse con destacadas piezas, como La señora Ix Baah Pak´, de Edzná, Campeche, ciudad que entre los años 649 y 672 después de Cristo, fue gobernada por una mujer a la que se representa ricamente ataviada y con una flor de la que liba un colibrí.

Otra pieza singular es la personificación de Quetzalcóatl en el mundo maya, llamado Kukulcán, mismo que se plasma en una pieza encontrada en Mayapán, Yucatán perteneciente al Postclásico tardío (1250-1527 d.C). Además destaca la escultura El escribano de los dioses, encontrada también en esa región y que muestra a un hombre-mono aullador que sostiene un pincel en el brazo derecho, adornado con una serpiente y en la otra un tintero con forma de caracol.

Previo

Regalan horno a César Camacho para que "descongele" iniciativas ciudadanas

Siguiente

La fertilidad masculina ha descendido hasta un 60% en Occidente