Ciencia Comunitaria: Tú puedes salvar al Ajolote de su extinción

En algún punto de la década del 80 fueron introducidos de forma artificial en los canales de Xochimilco peces africanos que empezaron a reproducirse sin control. Los primeros en resentir la presencia de estos animales fueron los nobles ajolotes.

El problema es tan serio que en la actualidad la población de este anfibio mexicano en el lago xochimilca es prácticamente cero, y los pocos que quedan sobreviven escondiéndose, mordidos o mutilados por el pez.

Hace poco tiempo un grupo de campesinos y ecologistas de Xochimilco empezaron a recorrer los canales en búsqueda de los últimos ajolotes, los que recolectaron fueron curados de sus heridas, colocados en peceras e introducidos a programas de reproducción, lejos de las amenazantes tilapias africanas que los hieren y se comen sus huevecillos.

La producción de estos anfibios en cautiverio se logró con éxito, pero se dieron cuenta que no podían continuar reproduciéndolos al por mayor si no había condiciones para reintroducirlos a su hábitat natural, así nació Umbral Axochiatl, organización que no solo lucha para rescatar al ajolote, sino también para crear espacios en los canales que sirvan de refugio seguro al anfibio mexicano

Hace cinco años esta organización liberó a los primeros ajolotes en zanjas lacustres libres de depredadores, las cuales creó la organización en la zona chinampera. Cuando finalice este año la organización repetirá la proeza, pero necesitan ayuda.

Dionicio Eslava, coordinador del programa de rescate de este anfibio en Umbra Axochiatl, dio a conocer que solicitan voluntarios para crear espacios para los ajolotes en las chinampas; se trata de un trabajo para sembrar especies vegetales en la zona en donde estarán los anfibios, acondicionamiento del entorno natural, y claro, cuidar de los ajolotes en su criadero.

“La intención es que el visitante se involucre en el rescate, sea consciente de la problemática que existe, sea participe en la conservación del medio ambiente y se entere que Xochimilco no es solo trajineras y mariachis, si no también un lugar ambiental el cual si no conservamos podemos perder”, comentó el señor Eslava.

Este plan de rescate se inserta en lo que hemos llamado Ciencia Comunitaria, una que apela a involucrar a los ciudadanos en temas urgentes como los ambientales, así que si te interesa el proyecto y quieres unirte a la campaña para el rescate de los ajolotes y su hábitat puedes comunicarte a los teléfonos: 04455-6882-0974 y al 04455 31 34 29 46

Con información de José Huerta para México Desconocido | Edición del Proyecto Alterius

Previo

Carolina Lesta #VocesVioletas

Siguiente

Luis de Tavira regresa a la actuación en la obra "La última sesión de Freud"