Camila Mardones #VocesVioletas

Camila Marcela Mardones Vergara (Santiago, Chile, 1991) es profesora de Historia y Geografía, licenciada en educación y diplomada en Gestión del Patrimonio Cultural. Ha vivido en Santiago, Puerto Montt y actualmente reside en Argentina, ciudad en donde cursa la maestría en Literatura española y latinoamericana de la Universidad de Buenos Aires.

Entre los reconocimientos literarios que ha obtenido destacan: Primer lugar modalidad poesía en IV Concurso Internacional de Poesía y Cuento 2014-2015 “El Parnaso del Nuevo Mundo”, Perú; Primer Lugar en el 2º concurso de creación literaria Balmaceda Arte Joven, el año 2010 con su trabajo “Verte a través de la vieja ventana y otros poemas”; Único premio joven en el concurso nacional de literatura “Premio Lagar, Gabriela Mistral” el año 2009 con su poemario “Bicicleta a vapor”.

Además, sus textos han sido publicados en las antologías “Palabras escondidas”; homenaje a Stella Díaz Varín, Ediciones Punto G, 2016; “Silvestres y eléctricas”, libro artesanal de la editorial independiente Cartonera Helecho De, 2015; en las revistas impresas “Papeles de la mancuspia”, Cuba y México, 2014, “Jóvenes Olvido”, Valparaíso, 2010, además de numerosos sitios web.

“Cautiverio” (Ediciones Balmaceda Arte Joven, 2015) es su primer libro publicado, con pronta edición en Buenos Aires por Artexto y Capucha Ediciones.

A continuación presentamos una breve selección de sus poemas:


VOLVER AL PÁRAMO DE LOS BÚHOS VIGÍAS
para calmar el miedo del nadie vigilado

comienza aquí la súplica del nacido

 en cautiverio.

La construcción de atalayas en el parpadeo de mis labios
responde al temor
◊◊◊◊◊◊◊◊◊el suceso sin vigilancia es un perro destripado

tu canto escondido en mi canto no es más que una herida queriendo ser lengua

escucha:  hablo a ti cuando digo suceso
◊◊◊ yo estoy aquí porque soy el ángel de las venas
◊◊◊◊◊◊yo estoy aquí por el asco del cuerpo
◊◊◊◊◊◊◊◊◊yo estoy aquí por el amor a lo impracticable
◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊yo estoy aquí por este corazón en llamas
◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊yo estoy aquí para volver a hablar
◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊sin tener sangre en las uñas

yo estoy aquí escondida de nosotros

temo el accionar sin vigilancia
todos amamos el sometimiento
nada bueno he aprendido yo sobre la libertad


tu risa escondida en mi risa
es una montaña de cabezas rodando sobre la fatiga


yo estoy aquí escondida de lo posible
escucha bien
porque cuando digo suceso invoco a tus posibilidades:
volver a meterme la biblia en el ombligo
apuntar al delito con rosas y tenedores
◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊abortar esta tristeza


nacida en cautiverio me declaro
hombre de buenas costumbres
perra santo ◊◊◊◊◊◊◊◊◊ tierna mendigo  del caos
◊◊◊◊◊◊◊◊caminar sola en cautiverio sólo me hace amar
aún más
◊◊◊◊◊◊los atalayas.


yo estoy aquí haciendo uso de mi derecho
a odiar la libertad de los vasos de agua
a amar los abrazos violentos
◊◊◊◊◊◊ que conmemoran el sabor de la pureza


yo estoy aquí escondida de lo capaz
no quiero
mirar a los ojos al dios que creó la muerte de las cosas


escucha bien
porque todo suceso puede ser suceso universal

necesito el reloj del conejo y el gato
necesito la infinidad el momento la altura de la caída
necesito recordar el lugar donde mis huesos decidieron ser cadáver


necesito abortar esta tristeza.


EL SABOR DE TU BOCA EN MI BOCA

es infinito como el ruido de la arena

◊◊◊◊◊◊en los pies quebrados del colibrí del tiempo

pájaro herido que busca refugio

en nuestro corazón cueva

◊◊◊ escondite corazón

dedos túnica manta cálida

del tiempo escandalosamente

◊◊◊◊◊◊◊sórdido y ensordecedor

el sabor de tu boca es eterno

y no perdona demoras

se lanza en picada a los montes del pensamiento

enmohecido por el vestigio

de otras tierras donde todos los ruidos

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊son ruidos de risas

el sabor de tu alma infinitamente retumba

en la desesperanza misma de las heridas corazón

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊                                heridas carne

cuando no encuentra el camino de regreso

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊a tu boca

lugar de sagradas lágrimas

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊maldita bendición de las llagas

alegremente complementadas

carne de tu carne

◊◊◊◊◊corazón de tu corazón

dame el vientre de tu corazón y entrégamelo

sabré cuidarlo entre mis muslos

los mismos que convertían al reloj en abrigo

cada segundo en calor

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊y

entrégamelo◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊                regálamelo

y déjame convertirme en la enfermedad

◊◊◊◊◊◊◊de todas las cosas

◊◊◊◊◊◊◊la solución de todas las cosas

déjame convertirme en el lenguaje de señas

que aprendió tu boca mucho antes de nacer

el sabor de tu boca en mi alma

envía señales de humo

a los pájaros del barro que bailan

en nuestros besos astronómicos

◊◊◊◊tus astronómicos errores

◊◊◊◊tus místicos cansancios

◊◊◊◊tus vulgares milagros

◊◊◊◊tus latentes pasos

◊◊◊◊tus naturales insultos

nuestro amor pez nada en las aguas

de las palabras santas

milagrosas

◊◊◊◊◊◊◊◊perpetuas

versos y canciones nuestras raíces destrozadas

renacen día a día.


PIEDRAS SALEN POR MIS OJOS

por mis ojos piedras con la cara tuya nacen

y todo lo que sabe a ti

me duele

el vino me sabe a ti

a tus pequeños labios me sabe

el vino y todo me duele

duele el dolor y los besos del vino

me duelen las ramas

las ramas del nido del pájaro de las alas quemadas

pajarillo, ay

pajarillo qué complejo

complejo creer en la facilidad del nosotros

la facilidad del tú y yo y nuestros mundos completos

esos mundos completos

esos mundos invisibles y eternos

que se esconden en el barro de lo perverso

esos mundos completos

que se esconden bajo tus labios

labios que nombran y besan

a mujeres de otras lenguas y de otras

leguas

ay, pajarillo quemado

complejo creer en la facilidad del nosotros

la facilidad del te quiero

del te quiero infantil, cariño

cariño pequeño que me transforma

en niña otra vez niña feliz y triste

como antes

como mucho antes

niña que espera en las bancas de las plazas

y en las esquinas de las calles

que llegue el niño azul

con la carta prometida

niña que besa lo complejo

complejo creer en la facilidad del nosotros

lo fácil que sería aprender a quererte

quererte con tus complejidades y con el peso

del nosotros

kererte con k con q con c

con el abecedario de todos y el mío

kererte con tus complejidades y nuestros mundos

esos mundos completos que se cruzan

buscando agua y buscando cama

buscando peces y almohadas

oye.

duerme conmigo hoy

aunque haya sólo una cama

si te asusto no importa

duermo en el piso

no importa, créeme

soy buena haciendo nidos

oye.

piedras salen por mis ojos

no busco camas que sean camas

unos arbustos

unas ramas

un chaleco

tus zapatitos me sirven

pa’ dormir y pa’ volar

incluso si me dejas

usar tus brazos de cama

de mis ojos

ya no escupiré piedras

escupiré lunas

escupiré soles

escupiré todo aquello que es infinito

y que brilla

escupiré tus ojos

oye.

¿no sería lindo?

¿no sería lindo escupir desde mis ojos tus ojos?

¿hay algo mejor que ver nacer

tus ojos de mis ojos?

¿más bello que la tierra?

¿más bello que el fuego?

¿más bello que el tinto?

¿más bello que el blanco?

¿más bello que ver a un niño reír?

oye.

soy buena haciendo nidos.


DESDE EL ALMA A LA OSCURIDAD

◊◊◊◊◊todo pierde el sabor a infinito

peque

◊◊◊◊◊ños peque

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊ños son todos estos espacios

(como el que existe entre tu mano y mi mano)

tú dices que es inmenso infinito

el territorio escondido

◊◊◊◊◊◊en el lunar de tu palma

(ese lunar es más inmenso

que el infinito, me decías)

yo no sé medir las distancias

◊◊◊◊◊◊me equivoco al medir las distancias

pero intento aprender mirando más de cerca

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊las heridas

◊◊◊◊◊◊◊◊de cerca son más grandes las heridas

enséñame a medir las distancias

◊◊◊suelo equivocarme

◊◊◊tú no me has enseñado a no equivocarme

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊distancias

◊◊◊◊◊háblame de distancias porque

incluso desde lejos tus ladridos duelen

y tú sigues ladrando y tú sigues ladrando.


MI ANSIEDAD ES EL LEÓN QUE RUGE

tras las más altas rejas

esperando al visitante oscuro que se apiada de él

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊y le arroja comida

como si con ello apagase el dolor

◊◊◊◊◊◊◊de la libertad no concebida

Mi ansiedad es el tigre que ruge a una luna

que no se deja ver los domingos

y que no tiene padre, ni madre, ni hermanos

solo un par de crías

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊que le fueron separadas al nacer

El dolor de esas crías es eterno

Como el llanto del lobo que vive en mis ojos

como la sangre del pájaro

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊que muerde mi corazón

como la nostalgia de mis perros

◊◊◊◊◊◊◊◊◊y de todos los perros del mundo.


#VocesVioletas es un espacio semanal dedicado a compartir poesía escrita por mujeres de México y  Latinoamérica. 

Previo

A partir de los seis años las niñas se creen menos inteligentes que los niños

Siguiente

Horarios en los que se podrá apreciar el eclipse solar en cada estado de México