Una tragedia anunciada: Vecinos habían alertado del peligro en el Paso Express

Poco antes de medio día un socavón de al menos 12 metros de diámetro y ocho de profundidad se abrió en el kilómetro 93 del Paso Exprés de Cuernavaca. Un taxi con dos pasajeros cayó dentro del socavón, la muerte de Juan Mena Romero de 33 años y su padre, Juan Mena Ruiz, de 65 años de edad fue confirmada horas más tarde.

La obra fue inaugurada apenas en abril de este año por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de Morelos Graco Ramírez. Meses antes de que se declarara como finalizada la obra, vecinos de  la conurbación de Cuernavaca hicieron llegarle a ambos mandatarios, al Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza y al presidente municipal, Cuauhtémoc Blanco Bravo, una carta en la que advertían del peligro de la obra.

En el texto señalan al menos, 14 errores en la construcción entre los que se encuentra el incumplimiento del Manual de Proyecto Geométrico de Carreteras de la SCT, leyes y tratados de sustentabilidad a nivel nacional e internacional, la falta de estudios de impacto ambiental, así como aspectos mínimos de seguridad que van desde pasos peatonales, hasta la falta de características que minimicen la posibilidad de que accidentes de tránsito ocurrieran. Los vecinos detectaron una explosión de riesgo en el índice de accidentes desde que comenzó la obra.

Por otro lado el 3 de julio el delegado municipal de la zona, Sergio Marín, dijo haber informado por escrito al delegado de la SCT en Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, que las lluvias habían provocado reblandecimiento, por lo que era necesaria su intervención.

La respuesta que hubo fue un intento por inyectar cemento hidráulico, sin embargo, las denuncias a través de redes sociales acusaban de la insuficiencia de la medida. El tiempo les otorgaría la razón, pues el día de hoy el asfalto colapsó tragándose un automóvil con dos personas dentro.

Por la tarde en una entrevista radiofónica con Denise Mearker,  el director General de Carreteras de la SCT, Clemente Poon indicó que fue la lluvia la causante del socavón. Su explicación fue que el nivel de agua que había caído en la zona el día de ayer fue de 52 milímetros, cuando el promedio es de 25, esto derivó en “que de la cañada bajara una gran cantidad de agua que trajo una gran cantidad de arrastre y eso obstruyó la alcantarilla, subió el nivel del agua y eso generó que se reblandecieran los terraplenes y el socavón”. Ante la pregunta directa sobre la responsabilidad del accidente el funcionario respondió que la alcantarilla no había sido realizada por esa dependencia y que en 40 años no había tenido problemas.

 

Con información de Proceso, Radio Fórmula y Sur Digital.

Previo

La tragedia del Paso Exprés en Cuernavaca y la responsabilidad de Gerardo Ruiz Esparza

Siguiente

#SíalaCiclovía: pero… ¿debió suceder la consulta ciudadana?