No te puedes perder el México visto por la lente de Leo Matiz, en San Ildefonso

El fotógrafo colombiano Leo Matiz vivió en México de 1941 a 1947, periodo que le sirvió para agudizar su visión para la fotografía, y relacionarse con la comunidad artística e intelectual nacional, la cual influyó directamente en su trabajo. Parte de este periodo de creatividad se exhibe en las salas del Antiguo Colegio de San Ildefonso, en una exposición que no te puedes perder.

La muestra fotográfica “Leo Matiz, el muralista de la lente. A cien años de su natalicio”, deja ver enfoques en contrapicada, perfiles y rostros vigorosos, así como composiciones con gracia y equilibrio. Se integra de 81 piezas entre fotografías, documentos, caricaturas y publicaciones relacionadas al artista.

El montaje con la curaduría de Ery Camara, coordinador de exposiciones del recinto museístico, plantea que los visitantes descubran o redescubran el paso del reconocido artista por México.

“En la exposición se observa el oficio de un fotógrafo apasionado por México, quien supo aprender del país un estilo, el cual coincidió con la época de oro del cine mexicano y el éxito internacional de Gabriel Figueroa. Llegó al país en 1941, colaboró con los muralistas de múltiples maneras y su fotografía participó en el vocabulario de lo que es la estética del mural”, señaló el curador.

El colaborador del museo aseguró que a mediados de la década de los cuarenta, casi todo México había pasado por el lente de Leo Matiz: “Las personas le buscaba por agradable, simpático, y por ser un buen profesional. Él cumplió una función que hoy a distancia apreciamos”.

Ery Camara añadió que los antecedentes de Leo Matiz como pintor, dibujante y caricaturista enriquecieron su trabajo como fotógrafo al hacer mezclas y fusiones, lo que le dio una riqueza a su lenguaje, vocabulario y experiencia.

“Leo Matiz: el muralista de la lente”se integra de cinco apartados: “El oficio del reportero”; “México en la mirada de Leo matiz”; “El entorno intelectual y artístico en el México de Leo Matiz”; “Leo Matiz se despide de México”; y “José Clemente Orozco y Leo Matiz”.

“Se ha querido mostrar a México desde la lente de Leo Matiz, quien decía que no había país que le haya gustado en la vida después de recorrer todos las naciones del planeta, que México”, expresó el curador.

Comentó que Matiz salió de Colombia con dirección a la nación azteca en 1940, tardando casi dos años en arribar. “Llegó inspirado e influido por la mirada de Gabriel Figueroa, quien colaboró en el filme Allá en el rancho grande. Al ver los paisajes que aparecen se dijo: ese es mi destino”.

La muestra abre con una pieza considerada icónica del artista, “El pavo real del mar”donde una red de pesca se alza en el cielo consiguiendo una composición y un instante de esos que parece detenerse en el tiempo.

Explicó que Matiz se forjó un vocabulario propio, por ello se pueden ver fotografías de figuras humanas como un niño o una persona mayor en contrapicada. “En lugar de tomar la imagen parado para que salga la toma vertical, se agacha y la toma en escorzo. El resultado es una foto en la que se prolonga la figura del niño y se ve como un gigante”.

Indicó que el denominado ángulo Leo Matiz fue un precedente en la disciplina que propicia que la imagen se vuelva interesante, y elocuente, y agregó que bajo su lente quedaron registrados memorables retratos de María Félix, José Clemente Orozco, Agustín Lara, Frida Kahlo, Jorge Negrete, Gabriel Figueroa, Miguel Covarrubias, Diego Rivera y Joaquín Pardavé.

Esta exhibición que se enmarca en el Año Dual México-Colombia, estará abierta hasta el domingo 17 de septiembre en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ubicado en Justo Sierra 16, Centro Histórico. Horario: martes de 10:00 a 20:00 horas. Miércoles a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Admisión general: $50. Los martes la entrada es libre.

Previo

La poeta mexicana Rocío Cerón recupera el milagro del verbo desde el alemán

Siguiente

A las provincianas mártires