Niña de 13 años crea sistema para producir energía renovable

Para realizar investigación científica no hay limites de edad, ni es necesario tener gran experiencia académica. Esa es la gran lección de Maanasa Mendu, una joven de 13 años que acaba de convertirse en la estadounidense más joven en desarrollar energía renovable. Pero lo más destacable de la proeza de esta adolescente es que el invento que ha creado permite hacer la energía solar y eólica muy asequible: producirlo tan sólo cuesta US$5.

Su ingenio le ha valido el primer premio del concurso de jóvenes talentos científicos de Estados Unidos, el Discovery Education 3M Young Scientist Challenge. “El dispositivo captura energía que está constantemente disponible en nuestro entorno -como energía vibratoria generada por el viento- para generar energía limpia”, explicó la joven.

El aparato se llama “Harvest” (cosecha) y funciona a través a unas “hojas solares” que son capaces de obtener energía de las precipitaciones, el viento y el sol. Al principio, su idea era enfocarse únicamente en la energía eólica, pero con ayuda de su mentora, la ingeniera Margaux Mitera, descubrió que podría aprovechar también otro tipo de energía natural. Esa energía vibracional se transforma en energía renovable gracias a un material piezoeléctrico que va conectado al aparato.

https://i2.wp.com/assets.inhabitat.com/wp-content/blogs.dir/1/files/2016/10/Maanasa-Mendu.jpg?resize=1140%2C791

La instalación es bastante rudimentaria, pero logra su objetivo de producir energía limpia de forma muy económica. La captura de energía vibratoria no es nueva, pero el interés ha crecido enormemente en los últimos años y se prevé que pueda ser una forma de lidiar con el problema del abastecimiento energético a largo plazo.

Y, ahora que ha ganado el concurso, la joven quiere desarrollar un prototipo más complejo que pueda llegarse a comercializar. Mendu recuerda que tuvo la idea durante su último viaje a India. “Cada verano, mi familia, que es india, tiene que convivir con persistentes apagones”, dijo Mendu.

“Para mí, personalmente, eso significa no tener acceso (temporalmente) al aire acondicionado o a la electricidad. Pero para más de un quinto de la población mundial la oscuridades una realidad permanente”.

“Lo que realmente me motivó a participar en este concurso fue la idea de crear un aparato que pudiera impactar al mundo”.- Maanasa Mendu

Y ese es precisamente el espíritu de la competición, según declaró Bill Goodwyn, el director ejecutivo de Discovery Education, la organización detrás del proyecto. “Cada año, este concurso nos recuerda la inspiradora ingenuidad que resulta cuando capacitamos a nuestra generación más joven para aplicar la ciencia, el pensamiento crítico y la creatividad para resolver problemas del mundo real”, dijo Goodwyn.

Mendu compitió con otros nueve finalistas que pusieron de manifiesto cómo el talento joven puede cambiar el mundo. Entre los proyectos participantes había bacterias que generan energía, un sensor para ayudar a personas con discapacidades físicas, un simulador de reanimación cardiopulmonar y un aparato para controlar la polución.

Con información del World Economic Forum.

_____

_____

Previo

Monsanto enfrenta cientos de juicios por causar cáncer con sus herbicidas

Siguiente

Obras del Renacimiento nunca antes vistas se exhiben en el Museo de San Carlos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SHARE

Niña de 13 años crea sistema para producir energía renovable