La poeta mexicana Rocío Cerón recupera el milagro del verbo desde el alemán

A cinco años de su primera publicación en México (Universidad Autónoma de Nuevo León, 2015) y España (Amargord Ediciones, 2015). Y a dos años de haber recibido el premio Best Translated Book Award 2015 en Estados Unidos, por su traducción al inglés a manos de Anna Rosenwong; el libro “Diorama”, de la poeta mexicana Rocío Cerón, será lanzado en su versión al alemán, traducido por Hakan Özkan, por la prestigiosa editorial alemana Verlag Hans Schiler.

El libro evidencia una escritura en la cual subyace una pregunta esencial: cuáles son las pulsiones del lenguaje. La autora responde con un canto polifónico, absolutamente personal, sobre la guerra, el exilio, la migración, el gozo, la muerte, la fe, los sonidos del mundo.

“Diorama”,  escrito con el apoyo del Sistema Nacional de Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, emisión 2010-2013, ha sido reseñado por diversos críticos y escritores como Julio Ortega, Sergio González Rodríguez (lo nombró como uno de los mejores libros de poesía de 2015), Eric Giebel (Alemania), Ulrika Serling (Suecia), Amanda de la Garza, Paul Guillén (Perú), entre otros. Del cual han dicho que se trata de un libro esencial para conocer la poesía contemporánea.

El crítico Julio Ortega ha señalado lo siguiente:

“Diorama” cita al lector en una cámara oscura donde su mirada se ve refractada, lector, mirada y cámara convertidos en milagro (que significa ver más) del lenguaje. Este libro lo espera todo del lector. Lo convoca a recuperar el verbo desde la acción del poema. Nos dice que la poesía es el lugar del lector en las palabras, restada aquí por el rigor y el radicalismo de su demanda contra un mundo profuso y redundante. Tal proyecto de otro libro y otro lector hace de la poesía el instrumento para forjar una nueva sintaxis de re-habitación. “La ofrenda: lengua en tierra propia”, afinca en la materialidad emotiva y lúcida, que el poema reorganiza con la claridad del recomienzo, allí donde la tersa enumeración recobra la fuerza primaria del nombre. Dolor y celebración del lenguaje, este libro refulgente despliega un horizonte de libertad por hacerse: una fe cierta en esa margen de humanidad.

En Alemania se realizarán cuatro presentaciones en diversas ciudades: 8 y 10 de julio, en el Festival Hauscaher LeseLenz, Hausach; 12 de julio, en el Club Voltaire, de Tubinga; el 13 de julio, en la Galería ORI, Berlín; el 14 de julio, en Ibero-Amerikanisches Institut, de Berlín.

A continuación te compartimos el poema “Sonata Mandala”, que forma parte del libro, interpretado por la misma autora:

Previo

La Tierra se está calentando a un ritmo sin precedentes

Siguiente

No te puedes perder el México visto por la lente de Leo Matiz, en San Ildefonso