Crean observatorio feminista ciudadano para detener la ola de violencia

En una investigación realizada por EQUIS Justicia para las Mujeres desde mediados de 2016, se encontró que existen importante vacíos de información respecto al funcionamiento de los Centros de Justicia para las Mujeres. Estos Centros son instituciones que concentran servicios especializados para las mujeres, así como sus hijas e hijos, que han sido víctimas de violencia, actualmente hay 31 en el país.

Las fallas que se encontraron en el informe van desde la falta de homogeneidad entre los CEJUM en todos los sentidos, ya sean documentos de creación, dependencia de adscripción, recursos económicos y humanos o hasta las herramientas operativas. Por otro lado la existencia de marcos jurídicos y los protocolos y manuales no está presente en todos los centros. La organización también señala la importancia de establecer modelos claros de diseño operativo de los Centros.

Para coadyuvar al mejoramiento de los CEJUM esta y otras organizaciones feministas de Oaxaca, Yucatán y el Distrito Federal, deciden aliarse para formar el Observatorio Ciudadano de los Centros de Justicia para las Mujeres (OCCEJUM) cuya finalidad es monitorear y contribuir a la transparencia en la operación de estos centros y emitir recomendaciones para contribuir en su fortalecimiento y desarrollar estrategias de incidencia, además de exigir rendición de cuentas a nivel local y federal.

Ante la gran ola de feminicidios consideran que esta puede ser una poderosa herramienta para prevenir y detenerla. Este modelo de auditoría ciudadana implementará estrategias de incidencia a nivel local y federal para que los Centros cumplan con los objetivos para los cuales fueron diseñados.

El primer paso del Observatorio será realizar una investigación para identificar buenas prácticas y áreas de oportunidad. Posteriormente se llevará a cabo un análisis de contexto y se dará seguimiento a casos para documentarlos.

Previo

Niña de 12 años apuñalada por su hermanastro de 24

Siguiente

La tipografía Calibri podría meter en problemas a la familia del Primer Ministro de Pakistán