“Cartografías líquidas”, una reflexión en torno al arte contemporáneo

Las reflexiones de 12 artistas sobre los postulados del filósofo Zygmunt Bauman y los escenarios de la contemporaneidad, son presentadas en la muestra “Cartografías líquidas”, que hasta el 17 de septiembre estará en exhibición en el Museo de Arte Carrillo Gil.

La exposición reúne la obra de seis creadores mexicanos y seis españoles, con la idea de celebrar los 40 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y España; y al mismo tiempo hablar, desde el arte contemporáneo, de los escenarios y las problemáticas del mundo actual.

“La gente se va a encontrar propuestas verdaderamente innovadoras en relación al espacio, a la economía, a la historia, a la idea del archivo como una forma de construir un universo y un relato sobre un tema específico, a la idea del objeto histórico y su relevancia contemporánea y a la idea de las tradiciones. Todos esos aspectos se manifiestan en unos objetos y unas propuestas verdaderamente innovadoras”, señaló Carlos Palacios, uno de los curadores de esta muestra.

En la exposición se presentan instalaciones, piezas convencionales, archivos, fotografías y videos. Un conjunto de obras que crean un universo de imágenes con propuestas más allá del objeto y del relato formal del arte tradicional. A veces en piezas cuya materialidad no existe, como puede ser un paseo por la ciudad, que es presentado  en fotografía y video por Emilio Chapela.

La muestra abre con “El oficio del adversario”, instalación de Morelos León Celis realizada con fotografías intervenidas con flechas. Mientras que Carlos Aires presenta “30 minutos 15 €” que además de un muro con bastidores de madera estucados, incluye una intervención en el techo del museo.

Entre las obras destacan la de Miguel Fernández de Castro, que participa con “Batuc”, una videoinstalación sobre los pueblos que sucumbieron bajo las aguas para la construcción de la hidroeléctrica Plutarco Elías Calles. Mauricio Orduña hace lo propio con “Combustível”, un pajarito que se deshace en petróleo.

Se trata, dijo el curador, de una exposición que cambia la manera de percibir el objeto del arte y el pensamiento contemporáneo, por lo que algunas piezas pueden generar preguntas y desconcierto en el espectador.

Valentina, española que se encuentra de visita en nuestro país, sintió ese desconcierto. “Me parece bien la exposición, pero no sé qué decirte. Sé un poco sobre Bauman, pero hay algunas cosas que no me quedan claras. Hay cosas bastante interesantes pero hay otras que no entiendo nada”.

Para Antonio esta muestra “es buena, tiene una buena producción, es un tema muy actual y conozco a algunos de los artistas, vine para ver qué habían presentado”.

Sin embargo, aclaró, “tengo un conflicto porque algunas obras son poco ilustrativas, pero me parece una buena colaboración de manera internacional y una buena reflexión sobre Bauman”.

La muestra estará abierta en el Museo de Arte Carrillo Gil, ubicado en avenida Revolución 1608, casi esquina con Altavista, en San Ángel, hasta el 17 de septiembre, ya que después viajará a España, donde a partir del 16 de octubre estará en exhibición en Artium. Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo.

Previo

Obras del Renacimiento nunca antes vistas se exhiben en el Museo de San Carlos

Siguiente

El vínculo entre la flora intestinal y tus emociones