El vídeo viral de Cerveza Victoria no es gran publicidad, sino un intento tibio de lucrar con la indignación

El fin de semana se propagó con rapidez un vídeo vertical, que pareciera fue grabado por alguien de manera rápida e improvisada, en medio de la producción de un comercial para televisión. Era el caso de una modelo, que cae en el estereotipo físico de güera realizando un escándalo debido a que le pidieron dejar en primer plano a otra modelo, de tez morena.

Lo que emana de la boca de la protagonista del supuesto escándalo son una serie de vituperios racistas y desagradables. Aquí el clip, que en este momento cuenta con más de 20 mil compartidos en Facebook.

Sobra decir que esto fue viral.

Es así como el vídeo, publicado en la cuenta personal de una persona que se identifica como Verushka Nevarez, llegó a los muros de miles de mexicanos en Facebook. Podemos decir que como sociedad nos indignamos. Una anécdota más del racismo en México, la eterna discriminación a la gente morena en México.

Hace casi una semana que el INEGI difundió la evidencia estadística de que el color de piel sí importa en México. Y en la industria de la publicidad o la de los semanarios de sociales en México también está demostrado que existe un problema sistémico acerca de la representación fiel de los mexicanos en medios. Lo que quiero decir es que estamos ante una cuestión particularmente sensible. Porque el color de piel, así como las preferencias sexuales, siguen importando y siendo motivo de discriminación.

Pasa que se da a conocer lo siguiente este vídeo en la cuenta de Cerveza Victoria vía Facebook.

Se revela que todo fue un ardid publicitario, como la muerte de Superman para vender más cómics, para generar una conversación en redes sobre el producto final, un spot de Cerveza Victoria donde supuestamente se da un mensaje ¿buenpedista? ¿de inclusión? ¿que rompe barreras?.

Nada de eso. Simplemente es un intento vacío para intentar vender indignación y jugar con el impulso de los mexicanos por obtener mínima justicia. Generar conversación alrededor de la impotencia que ser siente al ver algo que está mal. Es vacío y chafa, porque es la riña por el ego de una modelo que entra en ciertos cánones de belleza estándar contra otra modelo que también entra en terrenos socialmente aceptados.

Ambas en un espacio relativamente seguro, como un set de filmación de un comercial para televisión. No es un vídeo viral grabado en una universidad, un camión urbano, un camellón, la entrada de un antro o el lobby de un hotel. No es un racismo lamentablemente cotidiano en una situación cercana a los mexicanos. Es más, con dos protagonistas que se asemejen al grueso de los mexicanos. Se habla de mestizaje, pero incluso (y esta puede ser una opinión impopular) el casting se fue a dos extremos no representativos.

_____

_____

Incluso, pongámonos en modo fanfic. ¿No hubiera sido más interesante una trama entre el director(a) del comercial y una modelo morena? Una situación racista, machista y de poder.

En realidad hay un resultado tibio que se considerará un éxito por sus números en redes y el usar la cuenta personal de una directora de arte para difundirlo de manera supuestamente orgánica.

El vídeo fue realizado por la agencia JWT en México y la justificación, según contaron los creativos a Merca2.0 es la siguiente:

Necesitábamos hacer algo que encendiera el orgullo de los mexicanos, algo que les picara todos los botones y los tuviera a tanto del mensaje [sic.]. El fenómeno de las “ladies” es algo que enciende a la gente y por eso decidimos usarlo para poder transmitir nuestro mensaje de forma masiva.

Esto es como si se graba una violencia machista o una discriminación homofóbica, se sube a una cuenta personal, se vuelve viral y al final resulta que ¡todo fue un comercial!

A mi juicio, la difusión de palabras discriminatorias en algo que no es declarada su intención comercial o de ficción, es jugar y burlarse de la audiencia. No es buena publicidad. Es una apropiación, de lo peor, de la indignación. El derecho a imputar, a manera de commodity.

Posdata

Esto no es, ni de lejos, un ejemplo de Fake News. En primer lugar, el exabrupto de una modelo no es un asunto noticioso. Su mera difusión en un medio, sin mayor análisis del problema del racismo en México, hubiera sido mero entretenimiento. Lo que sí es noticioso es la peligrosa e incorrecta estrategia de una marca al usar la discriminación para “prender a la gente”.

Previo

Sonriente Duarte acepta la extradición a México. Son acusaciones vagas, asegura.

Siguiente

Inicia contienda por la rectoría de la UAM

1 comentario

  1. […] rebuscando por parte de una agencia que se pasó de creativa, como pasó con Grupo Modelo y el fiasco del falso-racismo de la campaña en Cerveza Victoria. O si o era una especie de malabar publicitario por parte de las tres modelos participantes para […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *