Gobierno mexicano niega espionaje. Consejo consultivo del INAI y víctimas exigen investigación

El día de ayer fue a dado conocer un informe que detalla la manera en la que un software (Pegasus) desarrollado por la compañía israelí NSO Group, diseñado para espiar terroristas y amenazas a la seguridad nacional se utiliza en México, para intervenir comunicaciones privadas de periodistas, activistas y defensores de Derechos Humanos.

La investigación es un esfuerzo conjunto entre  Article19, La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), Social TIC y Citizen Lab de la Universidad de Toronto en Canadá.  En ella se señala que son tres las instancias gubernamentales que han adquirido Pegasus en México:  la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN)  y la Secretaría de la Defensa Nacional; y que los intentos de intervención se dieron en momentos críticos y claves en el desarrollo de las labores periodísticas o de defensoría de derechos humanos de los blancos de espionaje.

Unas horas después de que el hashtag #GobiernoEspía se posicionara a nivel mundial,  el gobierno lanzó un comunicado a través del director general de Medios Internacionales de la Presidencia de la República, Daniel Millán Valencia Millán.

En el texto de tres párrafos, el funcionario asegura que  “no hay prueba alguna de que agencias de gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje” y exhorta a las presuntas víctimas a denunciar los hechos ante la Procuraduría General de la República, para que ésta realice las investigaciones correspondientes.

Las víctimas de espionaje ya han acudido a la Fiscalía a denunciar los hechos y en una conferencia realizada el día de ayer, Carmen Aristegui, una de las periodistas afectadas, exhortó al gobierno mexicano investigue con base en las pruebas científicas presentadas:  “Dirán que somos ingenuos pedirle al Gobierno mexicano que investigue al Gobierno mexicano (…) El no pasa nada es la marca de la casa, pero hay que sacudirnos la indolencia y la resignación. Apelemos a los que quieren hacer su trabajo. No todo está perdido en el Estado mexicano”.

Por su parte el Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección a Datos Personales (INAI) se pronunciaron respecto al tema. A través de un comunicado hicieron presente su preocupación por el espionaje cibernético del que han sido blanco activistas, defensores de derechos humanos, periodistas y un menor de edad. Por otro lado hicieron énfasis en que la legislación mexicana reconoce y garantiza el derecho humano a la protección de datos personal; recordaron que las leyes mexicanas prohíben la obtención de datos personales a través de procesos engañosos por las implicaciones alarmantes de la situación el consejo llama al gobierno mexicano a realizar una investigación pormenorizada, pública y hasta las últimas consecuencias.

Con información de Aristegui Noticias y La Jornada.

 

Previo

La operación para tumbar el hashtag #GobiernoEspía

Siguiente

Reportan desaparición de locutor en Tlatlaya

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *