Feministas y colectivos LGBTTI clausuran autobús homofóbico

Desde el pasado 14 de junio circula por el país un autobús naranja. Sus creadores lo llaman “el bus de la libertad” y su objetivo, dicen, es combatir la “ideología de género” en México. Su primera parada fue en la Ciudad de México, donde visitó varios edificios de gobierno, entre ellos los Pinos, para entregar una carta en Atención Ciudadana. El documento fue entregado por Juan Dabdoub Giacoman, presidente del Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia); en el exigen al presidente Enrique Peña Nieto hacer valer el citado “derecho primigenio” y censuran la “manipulación de los chicos a través de las educación basada en ideología de género.

En los costados del vehículo, que luego se dirigió a Cancún para llevar su mensaje a la 47 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos,  se puede leer la leyenda “¡Dejen a los niños en paz!, #ConMisHijosNoSeMetan”.

Después de su presencia en la asamblea de la OEA el autobús naranja se dirigió a Puebla donde fue interceptado en el centro de la ciudad por integrantes del movimiento feminista y colectivos LGBTTI; quienes lanzaron pintura morada, huevos y protestaron clausurando simbólicamente el vehículo.

Finalmente la policía municipal de puebla acudió al lugar para ayudar a que el autobús abandonara la protesta. Los manifestantes hicieron clara su postura argumentando que este tipo de campañas promueven el odio a la comunidad, lo cual culmina en violencia y crímenes en contra de la población de la diversidad sexual.
ndicó que este tipo de campañas promueven el odio entre la población, lo cual culmina en violencia y crímenes en contra de la población de la diversidad sexual.

Con información de Desastre y Sin Embargo.

Previo

Fue asesinado Salvador Adame, periodista secuestrado en Michoacán

Siguiente

El ridículo: Ricardo Alemán "desmiente" al NYT con un paseo por la Plaza de la Tecnología