Detienen a presunta secuestradora de la hija de Miriam Rodriguez

El pasado 10 de mayo fue asesinada Miriam Rodriguez, madre de Karen Alejandra, quien fue secuestrada, asesinada y desaparecida en 2012. Gracias a las propias investigaciones de Miriam fue que logró dar con el cuerpo de Karen, que se encontraba en una de las fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas.

Desde entonces dedicó su vida a ayudar a otras madres en la búsqueda de sus hijos e hijas desaparecidas. Sin embargo, un grupo de hombres armados terminaron con su vida el día en el que se celebra a las madres en México. Las principales investigaciones apuntaban a que los autores intelectuales del crimen habían podido ser dos de los plagiaros de su hija, quienes se fugaron del penal de Ciudad Victoria en marzo. Aunque fueron recapturados un día después, las amenazas de seguridad a Miriam incrementaron desde entonces. Además no todos los responsables de los delitos cometidos en contra de su hija habían sido capturados y procesados.

Este miércoles, la Procuraduría General de Justicia del Estado, a través de la Coordinación Estatal Antisecuestro, anunció la captura de una presunta implicada más en el secuestro: Alejandra “N” alias La Machorra .

Alejandra está acusada por secuestro agravado, ella habría participado directamente en el secuestro de Karen, además de ser una de las personas que, durante el cautiverio, se encargó de cuidar y torturar a la víctima.

La presunta secuestradora fue capturada en el municipio de Boca del Rio, Veracruz, donde radicaba, y  fue puesta a disposición de la autoridad judicial correspondiente.

La detención, anunciaron las autoridades, se logró derivado de labores de Investigación e Inteligencia de Agentes de la Unidad Antisecuestro del Estado de Tamaulipas, con apoyo de la Coordinación Antisecuestro del Estado de Veracruz.

Con información de Aristegui Noticias y La Jornada.

Previo

Postales de una elección tramposa y sin contratiempos para el PRI

Siguiente

Fallece el escritor mexicano Antonio Sarabia, creador de la novela negra poética