Macron debería haber perdido

Sí, a Le Pen le fue escalofriantemente bien, y analizar eso exige una reflexión más sobria. Pero por ahora, ciertos hechos prevalecen:

Macron creó ¡En Marcha! hace sólo trece meses. En ese sentido, debería haber perdido. Por otro lado, prometió el tipo de reformas difíciles pero realistas que necesita Francia, y por eso también debería haber perdido.

Macron se comprometió a una nueva relación con un Berlín impopular. Era un ex banquero que se postulaba para la elección en una época (y un país) definida por un sentimiento justificadamente anti-financiero. Cabe destacar, además, que acogió la vía europeísta. Debería haber perdido.

Macron ha logrado algo notable.

Macron era el único candidato que ofreció mantenerse firme en las sanciones rusas, y fue hackeado y atacado como resultado. Por otro lado, alabó un programa socialdemócrata en un momento en que la socialdemocracia estaba en crisis, y enfrentó a un rival que se planteó como disidente, pero que tenía franjas del establishment detrás de ella. Finalmente, Macron es el brillante hijo de una familia de clase media en el anticuado Amiens. Le Pen, por su parte, representa la aristocracia política. Por todo eso debería haber perdido.

Sin embargo, Macron ha ganado y será el nuevo presidente de Francia. Su victoria, sin embargo, no es total. El camino frente a él parece más una carrera de obstáculos. Pero Macron ha logrado algo notable. Buena suerte para él.

Fuente original, aquí.

Previo

Lo que nos dice la victoria de Emmanuel Macron: Lo importante es quien perdió

Siguiente

El artista que dignificará a México en la Muestra Internacional de Arte de Venecia