Los tesoros ocultos del Vaticano revelados en una exposición fotográfica

La magna exposición Massimo Listri. Esplendores de la Roma papal,  que se exhibirá del 5 de mayo al 27 de julio en el Museo Nacional de San Carlos del Instituto Nacional de Bellas Artes, presenta imágenes que el fotógrafo de origen florentino obtuvo al adentrarse en las galerías del Vaticano para revelar secretos insospechados de los espacios exclusivos para los clérigos de alto nivel.

Integrada por 54 imágenes tomadas entre 2011 y 2016, esta muestra ofrece un panorama del soberbio despliegue artístico que dio lugar al basto mecenazgo del Estado Vaticano en las artes.

 

El destacado artista de la lente propone así un recorrido por el Museo Gregoriano Profano -fundado por el Papa Gregorio XVI en 1844-, por la Biblioteca Apostólica, la Sala Redonda, el Gabinete de Laocoonte, la Sala de los Animales, la Escalera Simonetti, la Galería de las Esculturas, la Sala Principal, la Galería de los Candelabros y el ingreso al histórico Museo Pío Clementino.

Massimo Listri, considerado uno de los fotógrafos italianos vivos más prestigiados, posee una trayectoria de 40 años y más de 80 exposiciones internacionales. Su lente arquitectónico constituye un contrapunto de rasgos renacentistas, manieristas y barrocos en los que el visitante descubre en cada fotografía tesoros nunca antes vistos por el público en general.

Lo que define la calidad estética de sus fotografías no es la sofisticación de la cámara o la perfección del lente sino, principalmente, la mirada del fotógrafo: una mirada “de autor”, moldeada sobre cánones clásicos. Las tomas de Listri perpetúan de alguna forma la premisa de Horacio: ut pictura poesis, según la cual la creación poética y la creación de imágenes son equivalentes.

Adentrándonos en las galerías del Vaticano guiados por los ojos de Listri, percibimos algo indefinido y evocador, como si se tratara de escenarios vacíos a la espera de personajes e historias, resonantes a lo lejos de estrofas sacras y profanas. Su lúcida cámara ofrece un armonioso discurso en el que sobresalen los mármoles de Miguel Ángel, pinceles de Botticelli, mosaicos pompeyanos y bibliotecas que en su conjunto constituyen el momento cumbre de la carrera del artista.

Cada obra vaticana de Listri capta el alma arquitectónica de Bramante, Bernini e incluso los espíritus de los circos de Máximo y Nerón que antecedieron a la Basílica de San Pedro. El aura de las fotografías ha apuntado que Listri es un hombre del Renacimiento que seduce con visión atenta, íntima y solitaria, la Roma papal.

México es el primer país que recibe la colección completa de fotografías del Vaticano secreto, cuyo prodigioso conocimiento humanístico y plástico, es puesto al alcance del público mediante el dominio absoluto de la perspectiva y sensibilidad de la mirada. Esta exposición también se presentará en varias sedes de la República Mexicana.

 

Actualmente, Listri se encumbra en la plástica italiana e internacional de la fotografía como uno de los personajes de mayor relevancia en el panorama cultural.

_____

_____

 

Previo

Habrá marcha en la UNAM para exigir justicia por feminicidio en el campus

Siguiente

La scout que enfrentó a un neo nazi

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *