El escritor Juvenal Acosta presentará su trilogía erótica, las vidas menores de un cazador de tatuajes

El escritor mexicano Juvenal Acosta (Ciudad de México, 1961) es autor de una trilogía de novelas emblemáticas. Estas obras oscilan entre la filosofía, la poesía y el erotismo. Consideradas las novelas más sensuales de la historia de la literatura mexicana reciente,  ‘El cazador de tatuajes’, ‘Terciopelo violento’ y ‘La hora ciega’ se agrupan bajo el nombre de una saga: ‘Vidas menores‘. Sobre estas tres grandes novelas, el autor conversará con Mónica Lavín y Alberto Ruy Sánchez el martes 30 de mayo a las 19:00 en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

En esta serie se construye un universo de simulacros y artificios sexuales que dejan marcas profundas en cada uno de los personajes, especialmente en el seductor protagonista Julián Cáceres. A través del entretejido de estos universos se manifiesta un sentido pleno de erotismo.

Hace 20 años Juvenal Acosta escribió la primera versión de El cazador de tatuajes y la publicó en la Ciudad de México en una editorial que desapareció y se llevó la novela consigo hacia el olvido. Al menos así lo pensó el escritor que radica en San Francisco, California. Sin embargó la novela llego a los ojos de los lectores y se convirtió en el emblema de una nueva literatura.


______

En 2003 la editorial Joaquín Mortiz reeditó ‘El cazador de tatuajes’, junto con la publicación de ‘Terciopelo violento’, en la cual el autor transporta al lector a un universo sensual donde el sexo se convierte en la manera de acceder a lugares desconocidos de nuestra propia condición humana.

Este año Tusquets reeditó la segunda parte de la saga y publicó por primera vez ‘La hora ciega’, tercera y última parte de esta famosa serie.

“’Vidas menores’ revela la angustia y la experiencia de vivir entre dos siglos y dos culturas. Es una novela en tres partes sobre inmigrantes en un siglo de inmigrantes; de mexicanos en Estados Unidos que se ocupa de la confusión del varón ante la nueva mujer del siglo XXI. Explora la relación de poder entre los sexos, la impotencia masculina y el miedo metafísico ante la incertidumbre de ese equilibrio precario entre hombre y mujer. Nadie ha escrito sobre esto de esta manera. En medio de toda esa oscuridad uno encuentra la luz de la poesía”, dijo en entrevista para el INBA el escritor.

La idea de la trilogía surgió cuando Acosta terminó de escribir ‘El cazador de tatuajes’. En aquel entonces sintió la necesidad de concluir la historia de la Condesa y Julián Cáceres: “Pensé que el nombre más apropiado para el proyecto era ‘Vidas menores’ porque expresa de manera directa mi convicción de que nuestras vidas en este planeta son pequeñas, irrelevantes para la humanidad por mucho que uno se dé importancia y se engañe pensando lo grandioso de nuestros proyectos y hazañas individuales”.

Si para el autor un tatuaje es una cicatriz que nace del deseo, Julián Cáceres es un seductor al acecho de los signos de la pasión; un cazador de historias de la piel, de encuentros y desencuentros que dejan profundas marcas. A decir del autor, el arquetipo del seductor literario es muy antiguo, y comentó que, desde Zeus hasta Milan Kundera, la imaginación erótica y el deseo de encontrarle significado a nuestras vidas a través del artificio permite satisfacer los deseos más elevados o más bajos.

“Los seductores de ambos sexos han recurrido al engaño o a la simulación como una estrategia de conquista. Este uso del artificio sugiere que nuestra manera de ser cotidiana no es suficiente para invitar el deseo de aquel a quien codiciamos sexualmente. Tenemos que disfrazarnos, crear un performance, actuar, mentir, fingir, decorar, elaborar una ficción que nos represente de una manera más fiel y más cercana a aquello que nos imaginamos que podríamos ser. Seducimos al vender una imagen ideal de quienes aspiramos a ser y el seducido responde porque la ficción con frecuencia es más interesante que la realidad”, comentó el autor.

Previo

¿Debatirá Miguel Ángel Yunes con Dante Delgado?

Siguiente

¿Quién es María de Jesús Patricio, la candidata del CNI?