No se votará la Ley de Seguridad Interior en período ordinario

En Tercera Vía hemos hablado a detalle de los riesgos y realidadess de las propuestas para la Ley Seguridad Interior, partiendo de la siguiente premisa:

Los estados que habían experimentado fuertes operativos de seguridad dirigidos por las fuerzas armadas también han elevado sus niveles de violencia.

Posteriormente, han surgido historias paralelas como la del académico del CIDE y a memoria USB que demuestra el fracaso de los operativos de seguridad militar en el sexenio militar, hecho que contrapuntea uno de los objetivos de la Ley de Seguridad Interior: normalizar la presencia del ejército en las calle. Y el intento de descalificar los estudios del Programa de Política de Drogas del CIDE, por parte de dos investigadores ligados al equipo de Felipe Calderón.


El último avance en el tema es que la Ley de Seguridad Interior no se votará en el período ordinario.

Marko Cortés, legislador panista y miembro  de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, mencionó que fortalecer a las policías civiles es prioridad para el PAN y exigirán su aprobación. Esperaría entonces a que se apruebe una minuta primero en el Senado y luego discutir el resto.

Por otro lado, el priísta César Camacho Quiroz mencionó en el programa de radio de Ciro Gómez Leyva que la Ley de Seguridad Interior no saldría en período ordinario porque PAN y PRD empujan un mando de policía mixto, medida que es contraria a las políticas del gobierno federal, es decir, el PRI no la aprueba.

Francisco Martínez Neri del PRD, declaró que los acuerdos se han complicado especialmente por el desinterés de “la mayoría” para virar la discusión hacía el tema de derechos humanos. Es así como Martínez Neri sentencia que el tema no será resuelto en lo que resta del período ordinario.

Camacho Quiroz consideró que será necesario pedir un período extraordinario porque [dijo] la Ley de Seguridad Interior es una de las prioridades del PRI.

En resumen

El PRI impulsa el mando único en policías y con figura de autoridad en el Ejército, mientras que el PAN tiene como prioridad el mando mixto (para fortalecer policías civiles) y luego, votarse la Ley de Seguridad Interior en relación a la presencia del Ejército en las calles. De acuerdo a un reporte de La Jornada, Camacho Quiroz expresó que es “impostergable de dotar a las Fuerzas Armadas de un entramado jurídico que le dé solidez a su actividad patriótica”.

Para leer:

El Ejército y los chantajes para Seguridad Interior

Legislar con Evidencia: ¿Nuestros legisladores saben lo que aprueban?

Previo

Elecciones anticipadas en Reino Unido: un explicador

Siguiente

La seguridad pública en las elecciones en el Estado de México