Los spots de candidatos al EdoMex: inseguridad y esperanza.

La campaña electoral para el proceso electoral 2017 ya inició, y los candidatos ya presentaron algunos spots a la ciudadanía.

Alfredo del Mazo

En su primer spot, Del Mazo, el ex diputado federal, está charlando con unos jóvenes para después dirigirse a los televidentes para emitir un mensaje. Del Mazo presenta una vestimenta ligera y desenfadada, que junto el discurso, se traduce en un mensaje antipolítico, asumiendo que todos estamos hartos, pero hay cosas en las que vale la pena la continuidad. 

En un estado que siempre ha sido gobernado por el PRI y que en las recientes elecciones ha arrollado con una mayoría indiscutible, quiere explotar el mensaje del chantaje: “si quieres tener los tratamientos contra el cáncer gratis, hay que apostar por la continuidad”. Nunca menciona al PRI, que es una marca con poca reputación a nivel federal, pero no se desconecta del actual gobernador.

El mensaje no es creativo y no tiene producción audiovisual. Desea aprovechar la fonética de su apellido para conjugarlo con su slogan la relación el Mazo con la fuerza: “Fuerte y con todo”.

En su segundo spot es evidente la complicidad del gobierno del estado al usar un camión de alto potencial policial y penitencial para hablar sobre la inseguridad. Es claro que los estudios previos sobre el Edomex reflejarían que la principal preocupación es la inseguridad, como lo hizo saber en su primer spot. Sin embargo, Del Mazo comete un error al afirmar que “la delincuencia en el transporte público es el principal problema del Estado de México y se lo dice toda la gente”: la percepción no sólo es en el transporte público, sino que se refleja también en los feminicidios y el narcotráfico en el estado.

Del Mazo no hace propuestas claras, sino que es un discurso vacío y que busca impactar al votante al mostrar el camión y al candidato cerrando la puerta del camión. 

Josefina Vázquez Mota

El spot de Josefina Vázquez Mota hace recordar la imagen de “policía mala” que su equipo de campaña quiso construir en 2012; al iniciar el spot, Josefina (con un rostro irreconocible) menciona cifras alarmante sobre la inseguridad en el Estado de México, reconociendo que es la primer preocupación de los mexiquenses. Si bien pone el tema sobre la mesa, al igual que del Mazo no presenta propuestas. 

En la segunda parte del spot, cuando deja de hablar de inseguridad, hace mención a que se tiene que sacar el PRI del gobierno porque es una oligarquía: las mismas familias han gobernado siempre.

Lo negativo es su imagen y su voz, que no hacen del spot una pieza de comunicación que impacte; además, no realiza propuestas. Lo positivo es que aborda dos mensajes fundamentales en su postura como candidata que viene de abajo: enfocarse en la inseguridad que ha permeado en el estado y reconocer que el PRI ha gobernado siempre el Estado de México.

Delfina Gómez Álvarez

El spot de la candidata de Morena no usa el tema de inseguridad, sino que usa uno más positivo, intentando movilizar a los votantes a través de la emoción y los sentimientos, y no a través de la razón. Al igual que los spots de Josefina y Del Mazo, no hay propuestas, pero hay un mensaje de esperanza. 

Morena utiliza a su principal activo: Andrés Manuel López Obrador, para hacer campaña en cualquier elección. En esta ocasión, AMLO utiliza su lenguaje coloquial y característico para criticar la compra del voto: en primer lugar llama a aceptar las dádivas, pero al final votar por otro partido.

Ese mismo lenguaje se repite en otro spot, donde López Obrador y Delfina exponen un mensaje anti-corrupción. De nueva cuenta sin propuesta pero usando un lenguaje sencillo y criticando al partido en el poder con el tema más popular en los últimos meses, la corrupción. No hay producción audiovisual de alto nivel, sino una toma a un solo cuadro y el mensaje plano de López Obrador y Delfina.

Lo positivo del mensaje es que busca, de una manera lúdica, enviar un mensaje: “con la maestra Delfina vamos a darles unas clasecitas a estos corruptos”, en contra de la corrupción y reafirma el mensaje a favor de la esperanza.

Juan Zepeda

El candidato del PRD, sigue la fórmula tradicional de comunicación política en una campaña electoral: la primera etapa es de reconocimiento y posicionamiento de marca. El spot se basa en describir la trayectoria y características particulares del candidato. Busca generar empatía con los votantes sobre su perfil y afirmando que él es mexiquense, que fue migrante y que estudió en la UNAM, además hace énfasis sobre su gobierno municipal.

Previo

El nuevo Televisa: contrastes entre SDP y debates

Siguiente

El universo dadaísta de Jean Arp se exhibe en México, por primera vez en América Latina