Huazzteco: la música tradicional mexicana y el espíritu de libertad del jazz

Exaltar los sonidos del son mexicano a través del lenguaje del jazz es lo que busca la agrupación Huazzteco, que ofrecerá el programa Sones de aquí y de ajazz el sábado 29 de abril a las 13:30 en el Museo José Luis Cuevas, como parte del ciclo Jazz y algo +, organizado por la Coordinación Nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Huazzteco apuesta por la dignificación de la música mexicana a través de la exploración artística bajo el principio de libertad que sólo ofrece el jazz. De tal manera, la música se convierte en un terreno fértil donde lo nuevo y lo antiguo florecen en el mismo árbol: “donde el Viejo Elpidio y Coltrane se dan la mano”.

De acuerdo con su fundador y director, Samuel Martínez-Herrera, Huazzteco surgió en 2004 a partir del inspirador trabajo del maestro Jorge Martínez Zapata, uno de los pioneros en fusionar el jazz y la tradición mexicana con el propósito de darle un lugar protagónico a la riqueza musical del país.

A mediados de la década pasada, confluyeron en Huazzteco compositores especialistas en huapango, pero también artistas que aprendieron jazz en la academia. Así, la agrupación se convirtió en un laboratorio donde se podían combinar estilos, pero siempre con el objetivo de resaltar la música mexicana tradicional.

En el desarrollo del proyecto también participaron músicos internacionales que después de colaborar con Huazzteco hicieron sus propios ensambles en sus países con el mismo objetivo: realzar las tradiciones de sus respectivas naciones de origen.

 

“En México, la diversidad musical es muy amplia, por eso intentamos resumir gran parte de ella y aderezarla con un toque característico del jazz”, comenta Martínez-Herrera pianista de Huazzteco.

El grupo juega con las piezas tradicionales mexicanas para convertirlas en jazz y viceversa: a los estándares se les da el toque mexicano, lo cual dota de una personalidad a cada interpretación. Huazzteco transita del son jarocho al swing sin problema alguno. “La fusión que hacemos conserva la esencia del son mexicano; no lo desvirtúa, sino que lo enaltece”, señala el músico.

Para el concierto del 29 de abril, Huazzteco contará con la participación especial de la cantante Iraida Noriega, quien se ha acoplado a la propuesta del ensamble de gran forma. Sin lugar a dudas este concierto es un espectáculo recomendable.

 

 

 

Previo

Lo público

Siguiente

Marcelino Perello denunciado formalmente por académicas y trabajadoras de la UNAM